Feliz con el triunfo

Maria Sharapova reconoció que tuvo un inicio complicado ante Shelby Rogers, pero celebró conseguir su primer triunfo

Maria Sharapova en conferencia de prensa
Maria Sharapova en conferencia de prensa (Mexsport)

Enviado, Acapulco, Gro.

Después de vivir su primera experiencia en el Abierto Mexicano de Tenis y solventar el partido ante la estadunidense Shelby Rogers con problemas en el primer set 6-4 y tranquilidad en el segundo 6-1, la rusa Maria Sharapova se mostró contenta de encontrase con el público mexicano.

"Estoy feliz de por fin jugar un partido oficial aquí, había visitado México muchas veces por vacaciones, di una exhibición hace algún tiempo, pero es bueno disputar un torneo, siempre el inicio es difícil, acostumbrarte a las condiciones del clima, de la cancha, pero me sentí bien, y estoy contenta por la victoria", afirmó.

La número dos del ranking mundial, señaló que a pesar de tener varios entrenamientos previos a su debut en la cancha central del torneo, tuvo que realizar modificaciones sobre la marcha para recuperar la ventaja en el encuentro. "Puedes entrenar todo lo que quieras, pero no es hasta el partido cuando te das cuenta de la realidad, conforme transcurrió me sentí más cómoda".

Sharapova también se mostró contenta de sus primeros días en Acapulco, sobre todo porque el fin de semana lo aprovechó para salir del hotel.

"Ha sido una bonita experiencia hasta ahora, los primeros días pude conocer algunos lugares de Acapulco, lo que fue una oportunidad única, porque no puedo hacer eso muy seguido durante los torneos, pero siempre es bueno explorar lugares que nunca he conocido".

Sobre su decisión de venir al torneo mexicano explicó: "Se ajustó bien a mi calendario de este año, después del Abierto de Australia jugué la Fed Cup, así que no me daba mucho tiempo para descansar antes de otro torneo, así que este certamen estaba cerca de Estados Unidos y me quedó bien".

Acerca de la reacción del público mexicano que se le entregó en todo momento y a la que respondió enviando besos al final del partido, señaló: "Fue emocionante entrar y ver el estadio, cuando llegas a un torneo nunca sabes qué esperar los primeros partidos, pero fue una buena bienvenida todos esos aplausos cuando llegué".

La rusa tendrá jornada de descanso el martes, aunque dijo que podría ofrecer una sesión de autógrafos en el local de sus dulces Sugarpova.