Serena no piensa aún en los 22 títulos de Slam

"Año tras año me siente mejor. Es una sensación bien extraña" La tenista aun no piensa en otro título  

Serena Williams festejando
Serena Williams festejando (AP)

Ciudad de México

Serena Williams está construyendo una nueva mansión, con una sala de karaoke y una habitación exclusiva para lidiar con su adicción a los bolsos.

Williams y su hermana mayor, Venus, finalmente vivirán separadas tras décadas, aunque a la vuelta de la esquina en Florida. Serena bromeó el lunes que contemplaba reducir el presupuesto luego de embolsarse un premio récord de 4 millones de dólares al consagrarse en el Abierto de Estados Unidos.

El diseño de la casa, según explicó, combina el sur de Francia con el norte de Italia. Y no faltará una sala de trofeos para poner el 18vo título de individuales en un Grand Slam que conquistó el domingo para emular a Chris Evert y Martina Navratilova.

El récord de una mujer en la era abierta es de 22 títulos, en manos de Steffi Graf.

"Si hay alguien capaz de hacerlo, es ella", comentó Navratilova el domingo luego que ella y Evert le entregaron a Williams un brazalete de oro de 18 kilos. "Es más difícil tras los 30, pero Serena es relativamente joven en cuanto a los partidos de tenis que ha jugado".

Williams, quien cumplirá 33 años en dos semanas y media, acumula 795 partidos de individuales en su carrera. En contraste, Roger Federer — quien cumplió 33 el mes pasado y detrás de ella con sus 17 frandes, registra 1.202.

"Creo que tiene la ambición y es una mujer fuerte", dijo Navratilova. "Y no hay nadie pisándole los talones".

El lunes, Williams se limitó a decir que su próximo objetivo es ganar el 19, pero "si llego a los 19, conociéndome, el 20 será mi meta".

¿Y más? La estadounidense reconoció que la gustaría alcanzar la cima, pero que eso no pasa de sueño y menos que la idea de poder retirarse inmediatamente después de ganar un campeonato.

Williams dice que aún se asombra con Graf.

"Era tan genial", dijo Williams. "Admiraba la velocidad con la que jugaba, lo rápido que caminaba. Parecía tan seria... tan enfocada".

Williams sigue ese ejemplo en todo, inclusive cuando se entrena.

Pero en la noche del domingo, tras su victoria, Williams acabó saliendo de fiesta con Caroline Wozniacki, la rival a la cual había derrotado 6-3, 6-3 en la final.

"Me robó el teléfono", dijo una sonriente Williams sobre su amiga.

Wozniacki subió fotos en Instagram con el cantante Joe Jonas y la modelo Gigi Hadid. Y el martes planear acudir a la primera muestra de Williams en la Semana de la Moda en Nueva York.

"Año tras año me siente mejor. Es una sensación bien extraña", señaló Williams.

Quizás coleccionar 22 títulos de Grand Slam no sea primordial.