Llegan con más energía

Kei Nishikori calificó a cuartos de fi nal de Roland Garros y es el sembrado que menos tiempo ha estado en cancha; mientras que Rafael Nadal ha jugado 31 minutos más que Novak Djokovic

Kei Nishikori, el tenista con menos minutos en la cancha
Kei Nishikori, el tenista con menos minutos en la cancha (AFP)

Ciudad de México

Con partidos suspendidos o sin terminar debido a la lluvia, comenzó la segunda semana de Roland Garros, la decisiva, que terminará con la final del domingo. Sobrevivir la primeras tres fases del torneo con el menor desgaste posible es el objetivo de los favoritos, que prefieren tener energía suficiente para las instancias definitivas.

Tras la primera semana, quien ha cumplido esta meta con creces es el japonés Kei Nishikori, quien ayer avanzó a los cuartos de final tras derrotar al ruso Teymuraz Gabashvili en tres sets, 6-3, 6-4 y 6-2.

El japonés llegará a los días importantes con apenas seis horas y 27 minutos en cancha, con lo que ha resueltos sus partidos en un promedio en 96 minutos, aunque tuvo la ayuda de Benjamin Becker, el alemán, quien no se presentó al partido contra el quinto sembrado en la tercera ronda.

El asiático enfrentará en la siguiente instancia al francés Jo-Wilfried Tsonga, quien dio la sorpresa del día al vencer al checo Tomas Berdych, cuarto sembrado del torneo, por 6-3, 6-2, 6-7 y 6-3.

El galo es la otra cara de la moneda; en total ha estado ocho horas y media en cancha, para un promedio de dos horas y siete minutos en los cuatro primeros partidos que ha disputado.

El duelo ante Berdych le tomó casi tres horas, lo que mermó su combustible para lo que resta del segundo Grand Slam del año.

Novak Djokovic y Rafael Nadal, los máximos favoritos, enfrentan hoy sus respectivos duelos de cuarta ronda, y en caso de victorias, se enfrentarán en cuartos.

La prueba para el primer sembrado será el francés Richard Gasquet (20), mientras que el español se medirá al estadunidense Jack Sock de 22 años.

Nole presume hasta antes de los partidos de este lunes, una ligera ventaja sobre Nadal en cuanto al tiempo en cancha, ya que tiene media hora menos. Ha estado en la arcilla de París por cinco horas y 38 minutos, mientras que el de Manacor lleva seis horas y nueve minutos.

En promedio, al número uno del mundo le lleva una hora y 52 minutos resolver cada encuentro, y al nueve veces campeón en Roland Garros, dos horas y tres minutos.

El suizo Roger Federer, es entre los preclasificados el segundo con menos tiempo en cancha. Le llevó un total de cinco horas y cuatro minutos resolver su primeros tres encuentros, aunque ayer ya disputaba el duelo de cuarta ronda contra Gäel Monfils que se quedó empatado a un capítulo y no pudo terminar debido a la falta de luz.

Ese partido ya lleva una hora y nueve minutos, lo que se acerca al promedio del helvético por encuentro, que es de 101 minutos.

Por su parte, el caballo negro del torneo, Andy Murray es, después de Tsonga, el de mayor desgaste, tiene seis horas y 12 minutos en total en cancha, y los primeros tres retos los ha resuelto en un promedio de dos horas y cuatro minutos, incluido el de segunda ronda ante el portugués Joao Sousa que ganó en dos horas y 29 minutos.