Se reforzará el dispositivo de seguridad en Roland Garros

El ex tenista Guy Forget, director general del torneo de tenis en Francia comentó que se hará un doble perímetro de seguridad, donde solo se contará con tres entradas

Guy Forget, director general del torneo Roland Garros y Jeremy Botton
Guy Forget, director general del torneo Roland Garros y Jeremy Botton (EFE )

PARÍS, Francia

El ex tenista Guy Forget, nuevo director general del torneo Roland Garros, aseguró hoy que su próxima edición, que se celebrará entre el 22 de mayo y 5 de junio, tiene la seguridad "en el centro de sus prioridades" y va a reforzar su dispositivo.

El antiguo capitán del equipo francés en la Copa Davis indicó en conferencia de prensa que, entre las medidas previstas, "habrá un doble perímetro de seguridad alrededor del estadio y solamente tres puntos de entrada".

Forget añadió en esas declaraciones recogidas por el digital "We love tennis" que confía en poder seguir haciendo de ese torneo "el más bello del mundo en tierra batida", pero también en que este "se convierta en el más bonito y grande del Gran Slam".

"Tenemos todas las bazas para conseguirlo. Como Wimbledon en Londres, estamos en un enclave histórico. Para continuar esta aventura, necesitamos crecer e infraestructuras más modernas" para albergar a un público "cada vez más numeroso".

Forget recordó que el torneo repartirá este año 32 millones de euros en premios, lo que representa un 14 % más respecto a la edición de 2014.

El ex tenista recalcó igualmente que el conjunto de deportistas serán sometidos a controles antidopaje "a partir de los cuartos de final", y apuntó que se vigilarán igualmente las apuestas digitales y "comportamientos extraños al borde de las pistas".

La presentación de esta nueva edición sirvió además para reivindicar las obras de renovación de sus infraestructuras, después de que el pasado marzo el Tribunal Administrativo de París ordenara parar las de la construcción de una nueva cancha del recinto en los invernaderos de Auteuil.

"Confiamos en que la Justicia nos dé la razón", apuntó el director general de la Federación Francesa de Tenis (FFT), Jérémy Botton.

Esa nueva cancha, con una capacidad futura para 5.000 espectadores, ha sido uno de los mayores quebraderos de cabeza de la FFT, pues sus detractores consideran que las obras no deberían afectar al colindante Jardín de Invernaderos, un espacio creado en 1897 por Jean Camille Formigé y registrado como monumento natural.