Federer y Djokovic, la lucha por el número uno

El lunes inicia el primer Grand Slam del año, el Abierto de Australia, donde el suizo Roger Federer buscará acortar distancia en el ranking mundial con el serbio Novak Djokovic 

Novak Djokovic y Roger Federer, número uno y dos del mundo
Novak Djokovic y Roger Federer, número uno y dos del mundo (Reuters)

MELBOURNE, Australia

Roger Federer, en gran forma, y Rafael Nadal, una incógnita tras seis meses casi sin competir, afrontan el Abierto de Australia con el objetivo de ganar terreno al número uno mundial Novak Djokovic, en un torneo que empieza el lunes y en el que Stanislas Wawrinka defiende título.

La temporada pasada finalizó con un Federer (N.2) que recordó al de su mejores días. A los 33 años y padre de dos pares de gemelos logró su primera Copa Davis y mantuvo la intriga de reconquistar el número uno mundial, que Djokovic salvó en la Copa de Maestros.

El serbio demostró en la recta final de 2014 que es el mejor del mundo en los torneos 'indoor'. Ahora Djokovic vuelve a Australia, su Grand Slam preferido, en el que ha ganado cuatro veces, tres de ellas consecutivas, con el objetivo de reconquistar una corona que el año pasado se le escapó antes de lo previsto, en cuartos ante Wawrinka.

'Djoko', que viene de perder en cuartos de Doha ante el 'bombardero' croata Ivo Karlovic, tiene 1.530 puntos de ventaja con Federer, por lo que parece difícil que ceda su corona en las Antípodas.

Para darse esta circunstancia el suizo tendría que levantar el título y Djokovic caer antes de los octavos de final, algo que no le ocurre en Grand Slam desde la edición 2009 de Roland Garros.

- Las dudas de Nadal -

"Nunca estuve tan en forma. Soy más constante y más fuerte al servicio, estoy mejor que antes", avisa Federer, que llega a Melbourne tras lograr su victoria 1.000 en el circuito al superar al canadiense Milos Raonic en la final del Torneo de Brisbane.

Con este triunfo Federer se convirtió en el tercer tenista de la historia en superar el millar de victorias en el circuito masculino, tras Jimmy Connors (1.253) e Ivan Lendl (1.071).

Su gran rival, Rafael Nadal, llega a Australia con muchas dudas después de no haber disputado ni diez partidos desde julio de 2014, al sufrir una serie de lesiones que lastraron la segunda parte de su temporada y le hicieron perder el número uno mundial.

"Para jugar mejor necesito de pasar horas sobre la pista y ganar partidos", señaló el mallorquín, que defiende la final que alcanzó el año pasado y que debuta en el torneo ante el veterano ruso Mikhail Youzhny.

Precisamente Wawrinka, que sorprendió en la final de hace un año a un Nadal que no pudo dar lo mejor de sí mismo por unos problemas en la espalda, tiene el camino bastante despejado hasta los cuartos de final, donde hipotéticamente se vería las caras con el japonés Kei Nishikori o el español David Ferrer.

Además el Abierto de Australia servirá para medir el estado de forma del argentino Juan Martín del Potro, que ha protagonizado un notable regreso tras diez meses de ausencia por lesión alcanzando los cuartos de final en el Torneo de Sídney.

Ganador del Abierto de Estados Unidos en 2009 y candidato a terminar con el dominio del 'Big 4' en el tenis mundial, 'Delpo' tendrá una dura prueba en su debut ante el polaco Jerzy Janowicz.

Serena busca su 19º Grand Slam 

En categoría femenina la gran favorita vuelve a ser la número uno mundial, la estadounidense Serena Williams. Tras un 2014 con altos y bajos, la dominadora del circuito WTA busca su sexta corona en Melbourne.

Serena, de 33 años, aspira a su 19º trofeo de Grand Slam, lo que le permitiría quedarse muy cerca de la alemana Steffi Graf, que tiene el récord con 22 coronas mayores.

"Es estimulante, pero estoy todavía lejos. Antes debo concentrarme en la temporada 2015, comenzando por el Abierto de Australia", dijo Williams, que se ha propuesto para el nuevo curso disfrutar más en la pista.

Entre sus rivales destaca la rusa Maria Sharapova, que viene de ganar en Brisbane y que tiene un cuadro asequible hasta los cuartos de final, donde se cruzaría con la canadienese Eugenie Bouchard, revelación del año 2014.

Otras jugadoras a tener en cuenta son la rumana Simona Halep, finalista en Roland Garros 2014, la checa Petra Kvitova, que ganó en julio su segundo trofeo en Wimbledon, la serbia Ana Ivanovic o la española de origen venezolano Garbiñe Muguruza, otra de las revelaciones del pasado año.

La campeona en la pasada edición, la china Li Na, no defenderá su corona después de retirarse del tenis en septiembre.