Federer neutraliza a Raonic y se mete a la final de Indian Wells

El tenista suizo maniató a Milos para citarse en la final con Novak Djokovic, quien previamente venció a Andy Murray en la otra semifinal

Roger Federer, tenista suizo
Roger Federer, tenista suizo (Reuters)

CALIFORNIA, Estados Unidos

El suizo Roger Federer neutralizó el potente servicio del canadiense Milos Raonic, a quien superó por 7-5 y 6-4 en una hora y 27 minutos, y se medirá a Novak Djokovic en la final de Indian Wells, primer Masters 1000 de la temporada.

Djokovic previamente derrotó a Andy Murray por 6-2 y 6-3 en una hora y 29 minutos.

Federer buscará su quinta corona en el desierto californiano tras las obtenidas en 2004, 2005, 2006 y 2012. La de mañana será su final número 40 de un Masters 1000 y la 127 en su carrera.

El suizo demostró una vez más su dominio frente a Raonic, a quien ha superado en nueve de las diez ocasiones que se han enfrentado. La única derrota para el suizo llegó en el Masters de París del pasado mes de noviembre.

En esta reedición de la final de Brisbane, Raonic quiso sentar las bases desde el comienzo con un juego en blanco basado en su increíble saque. Sin embargo, encontró enfrente a un rival con un saque tan feroz y abrumador como el suyo y el choque se convirtió en un festival de cañonazos.

Ese magnífico nivel de precisión vio un susto con el punto de 'break' que tuvo el suizo con 2-2. Era el primer aviso en unos compases en los que ambos se movían bien y restaban con cierta holgura.

Con calma y paciencia, sin desesperarse, Federer esperó su momento y disfrutó de tres bolas de 'break' con 5-5. Raonic salvó las dos primeras, no así la tercera, y por ahí se fueron las esperanzas del canadiense. Federer se anotó su saque con un juego en blanco y, de paso, el primer set.

Aquello minó la confianza de su contrincante. El número seis del mundo cedió un nuevo 'break' ante un precioso revés de Federer, imperturbable llevando el timón del partido. El de Basilea mantuvo fijo el rumbo y con 5-4 no perdonó, mostrando un despliegue asombroso desde el fondo de la pista.

La aventura de Raonic en Indian Wells llegó a su fin pero mantiene un buen momento. Para él era su quinta semifinal de un Masters 1000 y vienen de alcanzar los cuartos de final o un mejor resultado en ocho de sus últimos diez torneos de ese tipo.