Federer desea que sus hijos no sean tenistas

El tenista suizo aseguró que le gustaría que sus hijos se dediquen a una actividad distinta al tenis


Actuar de Roger Federer en el Abierto de Australia frente a Alexandr Dolgopolov
Actuar de Roger Federer en el Abierto de Australia frente a Alexandr Dolgopolov (AFP)

MELBOURNE, Australia

El suizo Roger Federer desea que sus hijos no sigan sus pasos y se dediquen a una actividad distinta al tenis, según reveló hoy tras su victoria en la segunda ronda del Abierto de Australia.

"Los apoyaré en lo que quieran hacer. Pero preferiría apoyarlos en otros deportes" comentó Federer, quien a sus 34 años es padre de cuatro hijos, dos mellizos y dos mellizas.

"Ir a ver partidos de tenis, no sé (...) Poder verlos como súper esquiadores, eso sería interesante", añadió entre risas tras su triunfo ante el ucraniano Aleksandr Dolgopolov por 6-3, 7-5 y 6-1.

Federer, de todas formas, destacó el buen ambiente que a su juicio existe en el mundo del tenis.

"Es un lugar fantástico el tour, sino no estaría en él. Es un gran deporte para aprender a perder, a ganar, para la amistad, la disciplina", afirmó.

"Sólo puedo decir cosas buenas del tenis. Simplemente no creo que vayan a ser grandes jugadores que estén jugando en el Rod Laver Arena. Pero tal vez me sorprendan y un día ellos estén aquí mientras yo estoy en casa. ¿Quién sabe?", agregó.

Charlene y Myla, las hijas de mayores de Federer y su esposa Mirka Vavrinec, tienen seis años y toman actualmente clases de tenis. Leo y Lenny, los más pequeños, tienen apenas un año.