Nadal buscará su cuarto título ante Djokovic

El español venció 7-5 y 6-3 a Fabio Fognini en la semifial del Abierto de China; Rafael Nadal se enfrentará al serbio Novak Djokovic en la final 

Rafael Nadal tras vencer a Fabio Fognini
Rafael Nadal tras vencer a Fabio Fognini (AFP)

PEKÍN, China

El tenista español Rafael Nadal se impuso este sábado en dos sets (7-5, 6-3) al italiano Fabio Fognini, y disputará el domingo la final del torneo de Pekín, que se juega en pista dura, contra el serbio Novak Djokovic.

El balcánico, número uno mundial, no tuvo problemas para imponerse en la segunda semifinal al también español David Ferrer por 6-2 y 6-3.

Nadal había perdido este año tres veces contra Fognini, una de ellas en el Abierto de Estados Unidos el mes pasado, pero este sábado se tomó la revancha.

También protagonizaron una polémica en el torneo de Hamburgo, con una fuerte disputa entre ambos. "La historia no era contra Rafa, sino contra su equipo, especialmente su tío (y entrenador Toni Nadal)", dijo Fognini, que añadió que Nadal le merece "todos los respetos, dentro y fuera de la cancha".

En la final del domingo, el ex número uno del mundo buscará el cuarto título de una temporada mediocre, en la que por primera vez desde 2004 no ganó ningún Grand Slam y en la que cayó al octavo puesto del ranking ATP.

"Veremos qué pasa, espero al menos hacer el partido que quiero hacer, sabiendo que no soy favorito", dijo Nadal antes de conocer su rival en la final.

"Mañana (en la final) hay una oportunidad de jugar un partido de máximo nivel e intentar competirlo", añadió.

En un día fresco y ventoso, tanto Nadal como Fognini empezaron el partido a medio gas. Los dos acusaron dos quiebres en los primeros juegos, y Nadal cometió incluso tres dobles faltas.

Hacia el final del set el mallorquín se puso por delante (6-5), con servicio para Fognini, que una vez más lo perdió y con él el primer set.

El segundo set fue una auténtica guerra de desgaste hasta que Nadal, rompiéndole el servicio a su rival, se colocó con ventaja de 4-2, que amplió a 5-2 al llevarse el siguiente juego.

En el octavo juego, Fognini tuvo que salvar dos bolas de partido para que su contrincante no le rompiera de nuevo el servicio. Pero en el último, un Nadal revigorizado echó el resto para llevarse el partido.