Rafael Nadal considera Masters de Shanghái un calentamiento

Luego de superar el obstáculo que presentaba el saque del croata Ivo Karlovic, el tenista español Rafael Nadal evitó “lanzar las campanas al vuelo”, al asegurar que considera el Masters 1000 de Shanghái como un “calentamiento”.

Rafael Nadal
Rafael Nadal (Reuters)

"Todos los torneos son importantes, pero me los tomo como un calentamiento para el año próximo. Quiero empezar con el 100 por 100 de mis fuerzas y controlando las emociones, como durante toda mi carrera”, refirió, tras imponerse 7-5, 6-7 (4/7) y 7-6 (7/4) a Karlovic.

El mallorquín tuvo que batallar por casi tres horas con un duro oponente, ante quien esperaba un “milagro” que le permitiera mantenerse con vida en la competencia, lo que comparó con el trabajo de un guardameta de futbol cuando se enfrenta a un tiro penal.

“Esperé un golpe de suerte y metí tres restos que fueron casi, casi un milagro. Los leí bien, puse la raqueta y los tres salieron como golpes ganadores. Intentas leer los saques, pero es como un penalti, te tiras a un lado y ya está”, afirmó.

La siguiente prueba para Nadal llegará en los octavos de final en Shanghái cuando enfrente este jueves al canadiense Milos Raonic, ante quien perdió este año en el Masters de Indian Wells.