Prepara última sorpresa

Alejandro Burillo reiteró que el compromiso para mantener el Abierto Mexicano en Acapulco es por este año y el próximo, aunque negocia con una estrella para 2017 

Los trofeos del Abierto de Acapulco
Los trofeos del Abierto de Acapulco (Mexsport)

ACAPULCO, México

Aunque la edición 2016 del Abierto Mexicano de Tenis apenas inicia este lunes, el presidente del Consejo de Administración de Grupo Pegaso, Alejandro Burillo, ya tiene en mente el objetivo para el próximo año, y se trata de un gran nombre para el cuadro del torneo de Acapulco, en la que podría ser la última vez del certamen en el puerto.

"Siempre ha sido la idea ofrecer un gran torneo, lo que interesa es hacer las cosas mejor, estamos dándole al pueblo mexicano algo que no tiene, el tenis, y tratando de motivar a los jóvenes, que es lo que nos hace falta, porque si tuviera un jugador mexicano, sería un ejemplo; pero hacemos lo que podemos, tenemos otro torneo (Los Cabos) y queremos crecer más. El siguiente año vamos a tener una gran sorpresa", explicó.

El empresario afirmó que ha habido una caída en la venta de boletos para esta edición del certamen, pero se debe a factores externos al torneo, como el tema de la seguridad en el estado de Guerrero, y las medidas de precaución por el virus del zika.

"La afluencia es un poquito menor, traemos como un 10 por ciento abajo la venta de boletos, el año pasado fue extraordinario, ahorita ha habido muchas cosas que están fuera de nuestro control, como la seguridad, las epidemias, pero esto va a traer trabajo al pueblo de Guerrero y algo positivo y sano para los jóvenes".

Sin embargo, Burillo reiteró que el próximo podría ser el último Abierto Mexicano en Acapulco, ya que no tiene contacto con la nueva administración del hotel sede del certamen, y el nuevo gobernador del estado, Héctor Astudillo, tiene otras prioridades.

"Hasta ahorita no tengo más en Acapulco, solo el siguiente año, estoy preparado para moverme a otro lado, ya sea en el estado o en otro lugar, tengo mi corazón en Guerrero, no quisiera irme de aquí, pero la incertidumbre en este hotel es tremenda, lo que tenía con el gobierno anterior era importante, ahora el gobernador tiene otras prioridades que también son muy importantes, pero vamos a hacer lo nuestro, con éste o con más deportes".