“Esta vez no era la mía”: Djokovic

Es obvio que a nadie le gusta perder, pero Novak levantó la cara y reconoció a Stanislas Wawrinka, su verdugo en los cuartos de final del Abierto de Australia

Novak Djokovic, en conferencia
Novak Djokovic, en conferencia (Reuters)

Melbourne, Australia

El serbio Novak Djokovic aceptó con caballerosidad la derrota ante el suizo Stanislas Wawrinka, quien marcó el final para una serie de 25 partidos consecutivos ganados en el Abierto de tenis de Australia.

"Claro que estoy desilusionado ahora. Pero mañana es un nuevo día y tengo que aceptar que no puedes ganar todos los partidos que juegas", dijo el número dos del mundo tras caer por 9-7 en el quinto set en los cuartos de final.

"De lo que puedo estar orgulloso es de que di lo mejor de mí. No fue suficiente. Pero, otra vez: sé que luché todo el tiempo y dejé mi corazón allí. Es una batalla, uno de los dos debe perderla. Fue, como dije, el mejor jugador. Lo buscó y ganó el partido".

Un año atrás había sido Djokovic el vencedor de Wawrinka en los octavos de final de Australia por 12-10 en el quinto set. Meses después volvería a imponerse al suizo, esta vez en las semifinales del US Open, por 6-4 en el quinto parcial.

"Él sacó extremadamente bien desde el principio y hasta el final. Cada vez que estuvo en problemas apareció con grandes servicios", recordó el serbio, vestido completamente de negro y con gesto sereno.

"Aprovechó sus oportunidades, mereció ganar hoy, no hay nada que pueda decir. Intenté luchar hasta el último punto tal como lo hice en un partido muy similar el año pasado en la misma cancha, pero esta vez no era la mía".

Djokovic fue generoso con su rival al recordar lo sucedido un año atrás.

"Puedo decir que tuve suerte con algunos tiros el año pasado en nuestro partido. Esta vez le tocó a él ser un poco afortunado en el 30-30, esa devolución errada. Y luego una volea fácil mía en el match point".

Djokovic destacó que "cada día es diferente" cuando se le preguntó si Wawrinka puede ganar el título. "Pero con su rendimiento en grandes torneos puedes decir que merece estar dónde está".