Djokovic y Federer, la final soñada

Novak Djokovic y Roger Federer, los mejores jugadores del ranking mundial, disputarán el trofeo en Roma, tras superar a David Ferrer y Stan Wawrinka en semifinales

Novak Djokovic se enfrentará a Roger Federer
Novak Djokovic se enfrentará a Roger Federer (AFP)

Ciudad de México

El número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic defenderá su título en Roma en la final ante el suizo Roger Federer (2). Nole venció en semifinales al español David Ferrer (7) por un doble 6-4, mientras que el helvético derrotó a su compatriota Stan Wawrinka por 6-4 y 6-2.

El ganador de 17 torneos de Grand Slam aventaja al primer sembrado en los enfrentamientos particulares, con 20 victorias para el suizo por 18 del serbio.

"Si alguien puede darle miedo en los últimos seis o 12 meses, ese quizá soy yo", declaró Federer. "Lo creo, sé que no estoy muy lejos, también estoy muy bien, y he llegado a la final sin gastar demasiada energía", añadió.

Wawrinka se colocó 3-0 de entrada en el primer set, pero a partir de ese momento pareció pagar el esfuerzo realizado la noche anterior para eliminar al español Rafael Nadal en cuartos. Roger igualó y logró el break, para colocarse por delante 5-4 y cerrar el capítulo con su servicio, ya con el dominio del partido.

En el segundo parcial Stan acumuló errores forzados y perdió en dos ocasiones el saque, lo que permitió a su rival colocarse arriba 5-1, demasiada ventaja, para finalmente perder el partido.

Federer aseguró que la semana en Roma le ha dado mucha confianza de cara a Roland Garros, segundo Grand Slam de la temporada, que empezará el 24 de mayo, aunque matizó: "Lo importante ahora es hacer una buena final, ya hablaremos de París después".

Sobre el duelo decisivo en Roma, el números dos del mundo admitió que "Novak está impresionante, está viviendo un gran año", pero advirtió: "si tengo una oportunidad de ganar, la voy a aprovechar".

Nole dominó el partido ante Ferrer con más claridad que en sus encuentros previos en este Masters 1000, donde siempre permitió a su rival ganar un set, para definir hasta el tercero.

"Jugué, de lejos, mi mejor partido de la semana. Esto me da motivos para creer que puedo estar a este nivel e incluso hacerlo mejor en la final", declaró el serbio.

"En los partidos anteriores hubo momentos en los que jugaba bien, y otros en los que no estaba en la pista", puntualizó Djokovic. "Esta vez fui capaz de no tener altibajos y no dejar oportunidades a mi rival para meterse en el partido".

El primer sembrado salvó las dos únicas bolas de rompimiento que permitió al de Jávea.

"Es difícil vencer al número uno del mundo si no materializas estas oportunidades", se lamentó Ferrer.

Esta victoria, la número 21 consecutiva, confirma el estatus de favorito del serbio a diez días de Roland Garros, sobre todo con la nueva derrota de Rafael Nadal, esta vez en cuartos ante Wawrinka.

"Esto es una sorpresa para todos, no creo que haya sucedido en los diez años anteriores que Rafa no haya ganado un solo torneo en arcilla antes de Roland Garros", afirmó Djokovic. Nadal es "humano también", añadió Novak, "pero, siempre se puede esperar que encuentre un buen nivel en París, donde juega su mejor tenis, ganó Roland Garros nueve veces y perdió una, realmente merece figurar entre los favoritos".

El Foro Itálico contemplará una final inédita. Los dos primeros favoritos, Djokovic y Federer, volverán a encontrarse en la lucha por un trofeo.

Es la tercera vez que esto ocurre esta temporada, con una victoria para cada uno. El serbio ganó en Indian Wells y el suizo en Dubái.