Kei Nishikori no dio lugar para la sorpresa en Acapulco

El japonés se enfrentó al peligroso Alexandr Dolgopolov, pero evitó cualquier problema con un triunfo en dos sets

'Piojo' Herrera, presente en la victoria de Kei Nishikori (izq) sobre Alexandr Dolgopolov
'Piojo' Herrera, presente en la victoria de Kei Nishikori (izq) sobre Alexandr Dolgopolov (Iván López)

Acapulco, Guerrero

Kei Nishikori desactivó cualquier posibilidad de sorpresa en la cancha central del Abierto Mexicano. Enfrente estaba un rival peligroso, el ucraniano Alexandr Dolgopolov, quinto sembrado del torneo, pero el japonés respondió con su habitual control de la situación y con otra serie de puntos para el recuerdo para imponerse en un doble 6-4.

El japonés es tan preciso que necesitó 50 minutos para resolver el primer set y el mismo tiempo para imponerse en el segundo. Su capacidad para llegar a cualquier bola termina por desesperar a sus rivales, como ocurrió con el europeo.

El primer game duró 10 minutos. El ucraniano se tardó en ajustar el saque y Nishikori lo aprovechó, aunque se tomó su tiempo. Kei se quedó con el servicio de su rival hasta el quinto intento de rompimiento, gracias a que el 33 del mundo dejó la bola en la red.

Miguel 'Piojo' Herrera, técnico de la selección mexicana, presenció la victoria del japonés Kei Nishikori.

Sin embargo, después de esa falla Alexandr utilizó su saque para impedir que el japonés se le escapara en el duelo y esperando por un parpadeo de su rival.

Ese momento llegó en el octavo game, cuando el cinco del mundo concedió tres oportunidades de quiebre, que solucionó subiendo a la red, con el saque y con la velocidad que provoca que llegue a cualquier golpe del rival; pero tuvo uno más que consiguió con un revés paralelo.

Sin embargo, para Dolgopolov fue nadar para morir en la orilla. Tras aguardar paciente a que Nishikori fallara y empatarlo, desperdició la posibilidad de irse arriba por primera vez en el marcador, con una bola en la red. En el siguiente juego una pelota que pegó en la red y salió gracias al viento le dio el primer capítulo al asiático.

Alexandr inició el segundo episodio todavía con los efectos de lo ocurrido en el primero y estuvo 0-30, antes de que su saque lo salvara.

Nishikori es una máquina de producir tiros ganadores, sobre todo desde la línea de fondo, sea con el revés o con la derecha, pero sus golpes son tan pegados a la parte blanca de la cancha que invitan a la duda de los jueces, como ocurrió en último punto del cuarto game, cuando Kei le preguntó a Dolgopolov si retaba una decisión, el ucraniano le contestó que lo hiciera y la tecnología le dio la razón al cinco del mundo.

El punto clave del set llegó en el quinto juego, cuando una desconcentración del europeo, acompañada por el viento, provocó que regalara el rompimiento definitivo.

A partir de ahí Nishikori se dedicó a administrar la ventaja, y sirvió para el partido, aunque le costó cerrar y lo logró hasta el cuarto match point. El primer sembrado está en semifinales.