Masters de Roma cambiaría de sede por falta de cupo

El Foro Itálico, sede actual del Masters de Roma, se ha tornado insuficiente para albergar a la gran cantidad de espectadores que gustan del tenis, por lo que la sede podría ser cambiada a un inmueble de mayor capacidad. 


Aspecto del Abierto de Italia, actual sede del Masters de Roma
Aspecto del Abierto de Italia, actual sede del Masters de Roma (AP)

Ciudad de México

Ante la falta de capacidad y la demanda por boletos, los organizadores locales quieren cambiar el Masters de Roma, sacándolo de su sede actual en el histórico Foro Itálico, a una nueva ubicación cerca del aeropuerto de la ciudad.

"Ya no cabemos aquí", dijo el domingo el presidente de la federación italiana de tenis, Angelo Binaghi. "El hambre por el tenis ha convertido este evento en el espectáculo deportivo más importante de Italia".

El Foro Itálico, con capacidad para 10.500 espectadores y que fuera inaugurado en 2010, no es lo suficientemente grande, comentó Binaghi.

La asistencia total del torneo rebasaría el domingo los 200.000 espectadores, superando los 175.000 registrados el año pasado y con cerca de 10 millones de euros (más de 11 millones de dólares) en taquilla, un incremento del 23% en relación a 2014.

Con Roma aspirando a albergar los Juegos Olímpicos de 2024, Binaghi sugiere la construcción de una sede completamente nueva y un centro nacional de entrenamiento cerca del aeropuerto Leonardo Da Vinci, el cual también podría ser utilizado para encuentros.

El Foro Itálico, construido bajo el mandato de Benito Mussolini entre las décadas de 1920 y 1930, ha albergado el certamen desde 1935. Debido a su condición como monumento histórico, las leyes prohíben cierto tipo de construcciones.

El torneo es organizado tanto por la federación como por el comité Olímpico Italiano (CONI).

El estadio fue construido por el CONI, y Binaghi señala que el plan original incluía entre 2.000 y 3.000 asientos adicionales, lo que hubiera hecho de la sede una instalación más apropiada.

También ha habido promesas de agregar un techo al estadio principal.

"Cada año intentamos inventar soluciones nuevas, pero no hay mucho más que podamos hacer", comentó Binaghi, quien ha discutido la situación con Giovanni Malago, presidente del CONI.

"Tenemos que ver si necesitamos un divorcio o seguir con esta relación (con el CONI)", apuntó Binaghi.