La primera sorpresa

El estadunidense Ryan Harrison eliminó al tercer sembrado del torneo, el croata Marin Cilic en la primera ronda del Abierto Mexicano

Marin Cilic se despidió de Acapulco
Marin Cilic se despidió de Acapulco (Iván López )

Enviado, Acapulco

El estadunidense Ryan Harrison se ha convertido en la pesadilla de los favoritos en Acapulco. El norteamericano, quien se metió al cuadro del Abierto Mexicano de Tenis 2016 a través de la calificación, eliminó al tercer sembrado, el croata Marin Cilic, con parciales de 6-3, 3-6 y 6-2.

Harrison se siente cómodo en el puerto, el año pasado dejó fuera de competencia a Grigor Dimitrov en segunda ronda, y luego a Ivo Karlovic en cuartos, antes de caer frente a David Ferrer en semifinales.

Hasta ahora tiene marca de 4-1 en el torneo, y ya se prepara para su siguiente víctima, tras dejar fuera al ganador del US Open 2014.

El principal problema para Cilic durante todo el partido fue el primer saque, un experto en el servicio sufrió para meter la pelota en la cancha y su rival lo aprovechó. El croata abrió la puerta al primer rompimiento del duelo con una doble falta, y luego con un error no forzado, el norteamericano aprovechó y se puso 3-1.

Marin no encontraba el ritmo, el croata jugó la semana pasada en Marsella y pareció padecer el cambio de horario y el calor del primer partido de la jornada en el estadio.

"Estoy decepcionado por la derrota, pero sabía que iba a ser difícil ajustar porque llegué el lunes a Acapulco, desde Francia, necesitaba más tiempo para recuperarme, pero en la cancha traté de hacer las cosas lo mejor posible, y no tengo nada que lamentar" explicó.

En cambio, Harrison estaba motivado, incluso cuando su adversario era agresivo, encontraba la forma de alejar la pelota, colocarla cerca de la esquina y tomar la ventaja 5-2.

MARIN CILIC alcanzó la final del torneo de Marsella, en la que perdió ante Nick Kyrgios, el domingo anterior

Tan cerca de quedarse con el primer capítulo, al número 127 del ranking mundial no le pesó el escenario y con un ace consiguió tres puntos para set y luego con un buen saque se impuso 6-3.

Cilic mejoró para el segundo episodio, sus derechas eran más contundentes, y de inmediato consiguió el break para ponerse 2-0.

El primer saque comenzó a entrar y a partir de ahí el juego del ganador de Grand Slam fluyó, pero Harrison seguía a la expectativa, y aguardaba por su momento.

Después de entregar la segunda manga por 6-3. El estadunidense reapareció.

Para evitar el despertar de su rival, Harrison se aferró a su saque, y con un ace de 213 kilómetros por hora tomó la ventaja. El siguiente game fue el decisivo. De nuevo Cilic abrió la puerta con una doble falta, y con un punto de quiebre en contra, dejó la pelota en la red. El norteamericano ya tenía la ventaja.

"Ryan jugó muy bien, sirvió de forma brillante, y en esta cancha se ajusta bien, jugó aquí el año pasado un buen torneo, así que es desafortunado que yo no haya avanzado, porque me sentía mejor conforme avanzó el partido", dijo el europeo.

Harrison no lo dejó ir, lo mismo conectaba profundo, que derechas que pasaban cerca de Marin y lo dejaban sin reacción, y sin sufrir se puso 4-2 en el marcador del set definitivo.

Con otro ace de 204 km/h mantuvo su saque y para dejar su huella, le rompió de nuevo el servicio a Cilic para confirmarse como la pesadilla de Acapulco.