Kuznetsova, a la final del Abierto de Miami

La tenista rusa clasificó esta tarde a la final del Premier Mandatory de Miami tras derrotar a Timea Bacsinszky en dos sets (7-5 y 6-3)

Svetlana Kuznetsova, clasifica a la final del Abierto de Miami
Svetlana Kuznetsova, clasifica a la final del Abierto de Miami (EFE )

MIAMI, Estados Unidos

La rusa Svetlana Kuznetsova se clasificó hoy a la final del Premier Mandatory de Miami, donde espera reeditar su título de 2006, al derrotar a suiza Timea Bacsinszky por 7-5 y 6-3.

La rusa, que en octavos había eliminado a la uno del mundo, la estadounidense Serena Williams, evidenció cansancio durante el partido, mientras que a la suiza se la veía mucho más fresca y hacía daño con su revés, con el que acumuló 15 golpes ganadores.

Kuznetsova espera en la final a la ganadora del pulso entre la alemana Angelique Kerber, tercera del mundo, y la reciente ganadora en Indian Wells, la bielorrusa Victoria Azarenka.

Contra la germana, la rusa ganó cuatro veces en ocho partidos, mientras que con Azarenka el saldo es de cuatro triunfos y tres derrotas.

Bacsinszky , 20 de la WTA, hoy puso en serios aprietos a la rusa desde el primer set, incluidas cinco bolas de 'break', pero no pudo materializar esas situaciones.

Kuznetsova logró defender su saque y llegó con 5-5. Entonces ganó su servicio y le hizo un quiebre a su rival sin que pudiese reaccionar, y se llevó el primer set.

La rusa, de 30 años, y apenas un puesto por debajo de la suiza en el ránking WTA, no aguantó la presión y nada más comenzar la segunda manga cedió su saque, pero reaccionó luego con un 'contrabreak' que fijó el empate.

Bacsinsky, que dejó en el camino a la polaca Agnieszka Radwanska (3) y la rumana Simona Halep (5), tuvo justo después tres opciones de 'break', pero permitió que la de San Petersburgo le hiciese cinco puntos seguidos y volviese a salvar otra situación delicada.

El partido no tenía dueño y, a base de entrega, Kuznetsova volvió a romper el servicio de su rival que, en una nueva muestra de agresividad, aunque con mayor acierto, logró un 'contrabreak' y se puso 3-2 y servicio.

Pero, con el lastre de su saque - apenas puso en juego el 62 % de sus primeros servicios en este set (83 % en el primer parcial) y un 29 % de puntos ganados con el segundo, Bacsinszky volvió a perder su saque en el sexto juego.

La puntilla la puso Kuznetsova en el siguiente juego, en el que mantuvo su saque y puso tierra de por medio (5-2) con su rival, que ya no pudo evitar su eliminación tras 1 hora y 55 minutos.