Kei Nishikori: la revelación del año

El japonés alcanzó el Top 10 de la ATP este 2014 y disputó la final del Abierto de Estados Unidos, es parte de una nueva generación de tenistas que busca brillar

Kei Nishikori, tenista japonés
Kei Nishikori, tenista japonés (Reuters)

Ciudad de México

Kei Nishikori fue uno de los nombres propios del circuito ATP este año. El japonés se convirtió en el primer tenista de su país en entrar al Top 10 mundial y apenas en el segundo asiático en lograrlo, tras Paradorn Srichaphan.

Inició el 2014 como el número 17 del ranking, solo para terminar en el quinto puesto, con cuatro títulos conseguidos, las semifi nales en las Finales del Tour en Londres y su primer duelo decisivo en un grande, cuando perdió en el Abierto de Estados Unidos ante el croata Marin Cilic.

Ha sido el año de su consolidación. Tras el triunfo en Memphis en febrero llegaron las semifi nales en el Masters 1000 de Miami, el título en Barcelona y el segundo puesto en Madrid que le permitió llegar al Top 10 a los 24 años.

54 TRIUNFOS tuvo Nishikori este año, por 14 derrotas para un porcentaje de victorias de .794 en el tour ATP.

"Estoy feliz con este año, fue un gran salto en mi ranking, pero lo más importante es que sentí que mejoré. Esa es siempre la meta de la que hablo con mis entrenadores Dante (Bottini) y Michael (Chang), despertar cada día y progresar", afi rmó el asiático en entrevista exclusiva con La Afi ción.

A pesar de los títulos y el ascenso en el ranking, Nishikori es consciente que todavía está un paso atrás de las estrellas del circuito, como Novak Djokovic, Roger Federer y Rafael Nadal, que acumulan 38 trofeos de Grand Slam, aunque esta competencia impulsa al japonés.

"Creo que todavía tengo un largo camino por recorrer, si vemos a los tres mejores, han ganado muchos Grand Slams. Es mi meta, todavía no he dado ese paso y es una gran motivación para mí".

“Los mejores tres del ranking han ganado los grandes, nosotros estamos detrás”
 
KEI NISHIKORI
Tenista japonés

Una de las claves para la explosión este año de Nishikori, que acumulaba tres títulos en su carrera antes de 2014 y había llegado a otras dos fi nales, fue la contratación del ex número dos del planeta, el estadunidense Michael Chang a su grupo de entrenadores, lo que le ha permitido mejorar a nivel psicológico, más que físico.

"Michael fue una gran adición para el equipo este año, Dante

ha estado conmigo por cuatro años y siempre está a mi lado, nos entendemos muy bien, pero (Chang) trae su experiencia de una mentalidad de Top 5 y aprendo de eso. Es muy importante que ambos se llevan bien, así tengo un grupo muy unido", refl exionó.

Nishikori vivió las mejores dos semanas de su carrera en el Abierto de Estados Unidos en agosto y septiembre. Como décimo sembrado venció en octavos de fi nal a Milos Raonic (5) en un duelo que duró más de cuatro horas, luego superó a Stan Wawrinka (3) en cuartos y dio una de las mayores sorpresas del certamen al eliminar en semifi nales al mejor del mundo, Novak Djokovic.

Sin embargo, en la fi nal se encontró con otro protagonista de un cuento de hadas, el croata Marin Cilic, a quien no pudo superar, por lo que quedó corto en su ambición de llevarse un grande.

"Fue la primera vez en mi vida que jugaba siete partidos en un torneo, trabajamos muy duro esta temporada y fue importante para mí ver que podía jugar tres, cuatro o cinco sets si era necesario. Para ganar un Grand Slam tienes que hacer todo bien; fue una gran experiencia para mí".

CAMBIO DE GUARDIA

Nishikori es parte de una nueva generación de tenistas que buscan convertirse en los relevos de Fe-derer, Nadal y Djokovic. Kei tiene 24 años y es acompañado en el Top 10 por el canadiense Milos Raonic, de 23, mientras que el búlgaro Grigor Dimitrov es 11, con esa misma edad.

"Creo que hay varios jugadores jóvenes que lo están haciendo muy bien y eso es positivo para el tenis, pero al mismo tiempo, los mejores tres del ranking han ganado los grandes, nosotros estamos detrás.

Es una buena motivación, debemos seguir trabajando y mejorar". Los tres dejaron su huella este año, con Dimitrov y Raonic semifi nalistas en Wimbledon, y Nishikori disputando el duelo decisivo en el US Open.

"Son muy buenos, han ganado torneos y han jugado semifi nales de Grand Slam, tienen mucho talento para estar en el Top 10 y brillar cada semana", concluyó el japonés.

FELIZ DE VOLVER A ACAPULCO 2015

En octubre pasado la organización del Abierto Mexicano de Tenis anunció las estrellas para el certamen del próximo febrero.

Una de las fi guras a seguir en la rama varonil será el japonés Kei Nishikori, actualmente el mejor ubicado en el ranking de quienes harán el viaje a Acapulco.

El asiático estará acompañado de David Ferrer, Grigor Dimitrov y el argentino Juan Martín del Potro como los pesos pesados entre los hombres, en un certamen que en sus últimas ediciones ha tenido a Rafael Nadal y a Andy Murray como los referentes.

"Estoy emocionado, es un torneo ATP 500, así que es muy importante para mí, además es una buena preparación para (los Masters 1000 de) Indian Wells y Miami, estoy emocionado de volver", afirmó Nishikori a La Afición. Sobre las razones por las que eligió Acapulco como una de las paradas de su próxima temporada, Kei, que estaba programado para estar en el Abierto Mexicano el año pasado, pero no pudo jugar por una lesión, afirmó que conseguir unidades para el ranking es clave.

"Los torneos de nivel 500 son importantes para mí, es una semana vital con muchos puntos por ganar; además la organización es muy buena y me siento bien de jugar ahí, todo está cerca y es conveniente para nosotros".

El asiático ya tuvo una participación en el certamen nacional, en 2012 cuando el torneo se disputaba en la superficie de arcilla, en esa ocasión después de aprovechar el retiro del español Albert Montañés en primera ronda fue eliminado por el francés Jérémy Chardy.

Sin embargo, esta será una nueva experiencia, ya en superficie dura y como parte del Top 10 de la ATP: "Me gusta el lugar, todo está cerca y es fácil de llegar, eso lo hace sencillo para nosotros, las instalaciones son buenas y la organización nos cuida mucho".