Nole y Roger se ven otra vez

Novak Djokovic y Roger Federer se encontrarán en la final de Indian Wells en el duelo 38 de sus carreras; el serbio eliminó a Andy Murray, mientras que el suizo hizo lo mismo con Milos Raonic

Novak Djokovic y Roger Federer
Novak Djokovic y Roger Federer (AFP)

INDIAN WELLS, California

El suizo Roger Federer derrotó 7-5 y 6-4 al canadiense Milos Raonic y avanzó a la final del Masters 1000 de Indian Wells (California), que disputará ante Novak Djokovic, después de que el serbio pasó como una tromba sobre el escocés Andy Murray al superarlo 6-2, 6-3.

El partido entre Nole y el británico fue una revancha de la final del Abierto de Australia, ganada también por el serbio en cuatro sets. Djokovic extendió a seis su racha de victorias consecutivas sobre Murray, y a 17-8 el balance entre ambos.

El calor típico del desierto californiano pareció afectar más a Andy que a su rival. Al escocés se le vio en el partido bebiendo abundante líquido y frotándose hielo por la nuca.

Nole encontró rápido el ritmo desde la línea de fondo, y usó su agilidad para sorprender con avances a la red, quebrando el servicio de Murray y consolidando una ventaja de 3-0.

"Entré temprano en el juego con la intensidad adecuada, mientras que Andy cometió varios errores no forzados", dijo el campeón defensor.

El escocés siguió teniendo fallas y cayó en el abismo de la frustración con cada tiro que se le iba largo y quedaba en la red, y el monarca aprovechó para abalanzarse y tomar ventaja de 4-1.

Con Murray errático, Djokovic selló fácil el primer parcial en 38 minutos, beneficiado por 16 de los 29 errores no forzados de Murray en el partido, además del pobre 22 por ciento de efectividad con su servicio.

En el segundo, el serbio continuó machacando a su agotado rival con derechas y reveses por todo el terreno, para abrir con otro quiebre y tomar ventaja de 3-0. Andy quiso levantarse con el 5-2, y aunque salvó su servicio, prolongó la agonía del desenlace.

Apenas seis minutos después, el serbio aseguró la victoria con un disparo por la línea que dejó impávido a Murray, quien resignó la derrota al cabo de una hora y 28 minutos.

FEDERER DOMINÓ

Para Federer fue el triunfo 52 en las canchas duras de Indian Wells, un torneo que ha conquistado en cuatro ocasiones (2004, 2005, 2006, 2012) y donde busca convertirse en el primero en ganarlo cinco veces.

La final marcará la ocasión 38 en que se enfrentarán en el circuito el actual número uno del mundo contra el número dos, que perdió frente al serbio el duelo decisivo de Indian Wells en 2014 en tres sets. El suizo, de 33 años, lidera el duelo particular 20 victorias a 17, y ganó el más reciente, en la inal del torneo de Dubái de este año.

El agotamiento del viernes por el duelo ante Rafael Nadal, más el intenso calor, parecieron afectar el rendimiento de Milos Raonic, que no se vio con la misma movilidad que cuando enfrentó al español.

Ello se manifestó en que solo colocó una vez en el partido a Federer en situación de quiebre, que no pudo concretar, y metió nueve aces, uno menos que su promedio en el torneo, y cometió numerosos errores no forzados.

El suizo consiguió el quiebre al final del primer set, y luego repitió la dosis al inicio del segundo capítulo.