Federer quiere más controles antidopaje en tenis

Luego de las críticas de Novak Djokovic al programa antidopaje del tenis, Roger Federer defendió el sistema y pidió el jueves que se realicen más controles

Roger Federer
Roger Federer (Reuters )

LONDRES, Inglaterra

Djokovic criticó esta semana a la Agencia Mundial Antidopaje y a las autoridades del tenis, diciendo que la decisión en el caso de Victor Troicki es una muestra que hay desorganización en la lucha contra el uso de sustancias prohibidas.

La suspensión de Troicki por saltarse una prueba de sangre en abril fue reducida de 18 a 12 meses después de la apelación del serbio. Troicki sí entregó una muestra de orina en esa ocasión, que salió limpia. El Tribunal de Arbitraje Deportivo se solidarizó con Troicki, pero estaba obligado a castigarlo.

Cuando le preguntaron sobre ese caso, Federer dijo en la Copa Masters que confía en el sistema, pero opinó que tiene que ser reforzado porque siente que "quizás no nos someten a suficientes controles".

La federación internacional de tenis realizó el año pasado 1.727 controles de orina, pero sólo analizó 124 muestras de sangre durante torneos. En total, hubo 2.185 muestras de sangre y orina tomadas dentro y fuera de competencias.

"No me hicieron un control en Basilea, no creo. Tampoco me hicieron un control en París, no creo. Me hicieron un control aquí después del primer partido. Creo que tienen que hacerse más pruebas", expresó Federer.

"Sé que a veces no hay presupuesto, cosas así. Me hicieron un control fuera de competencia antes de Basilea. Sólo me parece que antes me hacían más controles. Creo que me realizaron 25 pruebas en 2003, 2004. Desde entonces, creo que ha ido disminuyendo esta temporada".

El encargado del programa antidopaje de la federación internacional, Stuart Miller, dijo el año pasado a la AP que el organismo realizó a Federer un promedio de ocho controles anuales entre 2004-06, 11 veces por año entre 2007-09, y nueve por año entre 2010-12.

Troicki acusó a un oficial antidopaje de recomendarle que escribiera una carta explicando por qué no podía dar una muestra de sangre.

"Creo que si te piden una muestra, tienes que dar la muestra", señaló el suizo. "No importa lo mal que te sientas. Lo lamento. Creo que es muy importante dar la muestra cuando te la piden, porque estás frente a ellos y no hay forma de escapar. Creo que ahí tenemos que ser muy firmes".