El tenis no es compatible con la vida de las mujeres

Para Ernests Gulbis, el deporte blanco representa un problema en la vida personal de sus compañeras de profesión 

El letón Ernests Gulbis
El letón Ernests Gulbis (Reuters)

París, Francia

El letón Ernests Gulbis, decimoséptimo mejor tenista del mundo, comentó que el deporte de la raqueta es una carrera demasiado dura para una mujer, pues le impide disfrutar de la familia y ocuparse de sus hijos.

"Una mujer necesita disfrutar de la vida un poco más. Necesita pensar en la familia, necesita pensar en los hijos. ¿En qué hijos puedes pensar hasta los 27 años si juegas profesionalmente al tenis? Es duro para una mujer", comentó el letón tras eliminar al checo Radek Stepanek en tercera ronda de Roland Garros.

El letón se pronunció así después de que le preguntaran por sus dos hermanas pequeñas, involucradas también en el mundo del tenis.

"Espero que no continúen con una carrera profesional de tenis (...) porque para una mujer es duro. No me gustaría que mis hermanas se hicieran tenistas profesionales. Es una elección de vida difícil", declaró Gulbis.

No es la primera vez que Gulbis hace declaraciones controvertidas. El año pasado, y también en Roland Garros, el letón arremetió contra los cuatro tenistas que han dominado el circuito en los últimos años (Novak Djokovic, Roger Federer, Anddy Murray y Rafael Nadal) al considerar que son "aburridos".

Según el letón, esa imagen de caballero de la raqueta que inventó Federer, e imitaron los otros tres, es menos atractiva que los tiempos de tenistas explosivos, como el estadunidense John McEnroe.

Gulbis, de 25 años, se medirá en octavos de final del Grand Slam de París, precisamente, a Federer.

No obstante, sus palabras no han causado entre los tenistas el terremoto que podía esperarse y la rusa María Sharapova, quien atesora los cuatro Grand Slam, quitó hierro a las palabras del letón.

"No se puede tomar todo lo que dice en serio. Seamos sinceros en eso. Es divertido escucharle. Creo que estaba de broma", dijo Sharapova, ganadora de Roland Garros en 2012 y finalista el año pasado.

"Este deporte da muchas oportunidades a las mujeres" y "no lamento ninguno de los pasos que he dado", añadió la rusa, de 27 años, quien en varias ocasiones ha dicho que no contempla hacer una pausa en su carrera para tener hijos.

En esa misma línea se expresó la española de origen venezolano Garbiñe Muguruza, sobre las declaraciones de Gulbis.

"Jugamos al tenis hasta que nos cansamos y luego podemos hacer otras cosas", señaló la tenista, de 20 años.