Cibulkova se acreditó en cuartos de final en Acapulco

La eslovaca venció a la belga Yanina Wickmayer a pesar de sufrir en el set inicial, y ya está en los cuartos de final del torneo

Dominika Cibulkova, bajo el sol de Acapulco
Dominika Cibulkova, bajo el sol de Acapulco (Santiago Chaparro )

Acapulco, Guerrero

En su segundo partido en Acapulco, la eslovaca Dominika Cibulkova sufrió un poco más que en el primero, sobre todo en el set inicial, pero al final se alzó con una victoria 7-5 y 6-2 ante la belga Yanina Wickmayer, quien ganó los rallies largos que le dejó jugar su rival, pero se fue quedando sin gas para aguantar el nivel de la sembrada número uno.

Desde el inicio, ambas mostraron su estrategia, Cibulkova jugaba en el fondo de la cancha con revés poderoso, y Wickmayer apostaba por el intercambio de golpes para definir con clase.

Después, ambas padecieron con su servicio, Dominika fue la primera en romper gracias a una doble falta de su rival, pero de inmediato la eslovaca devolvió la cortesía, y le concedió dos oportunidades a su adversaria; en la primera salió avante gracias a que metió el saque inicial, pero en la segunda no lo consiguió y vio a la belga acercarse con el 3-2.

En el sexto game, Cibulkova volvió a conseguir el break, gracias a una nueva doble falta de Wickmayer. El set parecía encaminado, pero en el noveno juego, la sembrada número uno volvió a fallar con el servicio y permitió la reacción de su rival, quien rompió y luego mantuvo su saque con un ace.

Fue el momento de arriesgar para Dominika, quien cortó dos pasos la cancha y comenzó a meter el revés cerca de las líneas. Con esa estrategia tuvo triple chance de rompimiento, y en la última lo consiguió para llevarse un trabajado set en 52 minutos por 7-5.

En el segundo episodio Cibulkova por fin pudo darle consistencia a su saque, algo que no había logrado en este duelo ni en el del martes. Y a diferencia de lo sucedido en el capítulo inicial, rápido consiguió inclinar la balanza a su favor, con un quiebre tras la enésima doble falta de Wickmayer.

La belga ya no tuvo la fortaleza del primero, comenzó a cansarse y a desesperarse. Con la ventaja, la eslovaca volvió a su plan inicial, dominar desde el fondo y mostró su derecha poderosa, parecía tener prisa por resolver ante el calor que otra vez se presentó en la cancha central, se fue arriba 4-0.

Una doble falta puso en peligro su camino a un triunfo sencillo en el segundo set, pero a pesar de que Wickmayer consiguió romper en el séptimo juego, Cibulkova respondió de la misma forma y se llevó el capítulo 6-2, para dar un paso más hacia el sueño de la final en Acapulco.