A la final por la vía rápida

El austriaco Dominic Thiem calificó a la final de Acapulco con una victoria contundente sobre el estadunidense Sam Querrey

Dominic Thiem avanzó a la final de Acapulco
Dominic Thiem avanzó a la final de Acapulco (Iván López )

Enviado, Acapulco, Gro.

La sensación del tenis en este inicio de temporada 2016 está en la final del Abierto Mexicano de Tenis, el austriaco Dominic Thiem venció por doble 6-2 al estadunidense Sam Querrey y se enfrentará en el duelo por el título al australiano Bernard Tomic.

El cuatro sembrado del torneo lució todos sus recursos, un buen saque, una devolución sólida, sensacional derecha y poderoso revés, para continuar un año de ensueño, en el que ya ganó el torneo de Buenos Aires, con victoria sobre Rafael Nadal incluida, y alcanzó las semifinales en Brisbane y Río de Janeiro.

Querrey tenía un plan para vencer al joven de 22 años, que consistía en aferrarse a su servicio, el arma que lo había llevado hasta esta instancia. Pero la idea duró apenas dos puntos, del 30-0 pasaron al 40-30 y luego el número 15 del mundo tuvo su primera oportunidad de rompimiento, no la concretó, pero a la segunda llegó a una bola corta y se quedó con el game.

Con velocidad y calidad, Thiem se puso 2-0 y le cedió la responsabilidad a su rival, él ya tenía el botín.

El norteamericano se defendía, pero no podía con la potencia y el buen juego de Dominic, quien de esa forma obtuvo otro break y con el 5-2 se encaminaba a llevarse la manga.

Los puntos largos los ganaba el austriaco, pero también los cortos, y cerró el set con un smash para el 6-2.

En la segunda manga, el cuarto sembrado repitió el guión. Sabía que necesitaba un nuevo rompimiento para quedarse con el triunfo, y otra vez lo obtuvo a la primera, gracias a un revés que le dio la oportunidad de quiebre, que definió con una gran derecha.

En el resto del partido Thiem se dedicó a mostrar su calidad, es la estrella en ascenso y vive un momento de forma en el que casi cualquier golpe le sale bien; por mucho que Querrey sacara a más de 200 kilómetros por hora, era incapaz de siquiera acercarse a quebrar a su rival.

Con combinaciones de saque y derecha llegó al 3-1 y con la intención de repetir la vía rápida del primer episodio se quedó de nuevo con el saque de su adversario en el quinto game; el resto fue esperar a que los puntos pasaran para alcanzar la final, ahora lo único que lo separa de El Guaje es Bernard Tomic.