Del Potro promete volver

El argentino participó en una convivencia en Acapulco y espera competir en el certamen mexicano el próximo año 

El tenista argentino participó en una convivencia con niños durante el Abierto de Acapulco
El tenista argentino participó en una convivencia con niños durante el Abierto de Acapulco (Iván López)

ACAPULCO

Tal vez la ausencia más grande de esta edición 22 del Abierto Mexicano de Tenis fue la del argentino Juan Martín del Potro, vieja aspiración de la organización del torneo, y quien compitió en Acapulco en 2006, cuando fue eliminado en primera ronda por el español Albert Montañés.


18  TÍTULOS  tiene Juan Martín del Potro en su carrera, incluido el Abierto de Estados Unidos, que conquistó en 2009.

Su regreso al certamen más importante de Latinoamérica fue anunciado desde finales del año anterior, a pesar de que había pasado la temporada 2014 casi en blanco debido a que decidió operarse de la muñeca izquierda.

El año anterior solo disputó cuatro torneos, incluyendo un título en Sidney y la eliminación en segunda ronda en Australia. Tras seis meses de baja, el de Tandil se puso como meta regresar al circuito para este 2015, con el Abierto Mexicano incluido.

Sin embargo, tras solo disputar el certamen de Sidney decidió volver a operarse la muñeca izquierda y anunció su baja para Australia, para Acapulco e incluso para la Copa Davis, que marcaría su regreso al equipo argentino.

El campeón del US Open en 2009 apareció en Acapulco, solo para participar en firmas de autógrafos, algunas entrevistas y convivencias, y lamentó no haber regresado a las canchas del Abierto Mexicano.


26  AÑOS  tiene el sudamericano, quien nació el 23 de septiembre de 1988 en la ciudad de Tandiel en Argentina. 

"Voy mucho mejor, y con ganas de volver pronto al circuito, tal vez lo haga en las próximas semanas; para mí era una gran ilusión poder regresar en este torneo, pero va a quedar pendiente, ojalá que sea el año próximo. De todas maneras venir, encontrarme con toda esta gente linda para mí es emocionante, estoy agradecido con el recibimiento y espero volver a verlos, pero ya dentro de una cancha de tenis".  

En una sesión de fotografías con una docena de atajadores del torneo, el sudamericano habló acerca del Abierto Mexicano y su desarrollo.

"Me parece que el torneo sigue creciendo y está cada vez mejor, de primer nivel, por eso creo que están los jugadores que están compitiendo hoy en día, diría que los favoritos son (el japonés Kei) Nishikori y (el español David) Ferrer para hacerlo sencillo, pero cualquiera de los que están en semifinales puede ganar el torneo".

En menos de dos días, La Torre de Tandil comprobó el cariño de la afición mexicana, que lo siguió a todos lados e incluso le prestó más atención que a los jugadores que están compitiendo en el certamen, por eso espera regresar el próximo año.

"Por eso estoy aquí, por toda esta gente, creo que mi juego se basa un poco más en superficie rápida y al cambiarla también lo había considerado para este año, lamentablemente la lesión no me ha dejado jugar, pero seguro que en el futuro voy a estar aquí, porque tengo recuerdos de hace nueve años cuando vine por primera vez, y hoy también me llevo lo mejor. Extraño mucho cuando no tengo el aliento de los mexicanos estando cerca, así que seguro volveré para jugar".