David Ferrer encontró su mejor versión en Acapulco

David Ferrer superó en dos sets a su compatriota Feliciano López para avanzar a los cuartos de final en Acapulco

David Ferrer, a cuartos en Acapulco
David Ferrer, a cuartos en Acapulco (Santiago Chaparro )

Acapulco, Guerrero

Ahora sí, David Ferrer ya llegó a Acapulco. Tras un inicio con dudas ante Mikhail Kukushin en el primer partido, el español encontró su mejor versión en la nueva superficie del Abierto Mexicano para vencer a su compatriota Feliciano López en dos sets con parciales de 7-6 (1) y 6-2. El tres veces monarca del certamen enfrentará en cuartos de final al sudafricano Kevin Anderson.

Ya con 24 horas más de descanso tras un largo vuelo desde Río de Janeiro y el duelo contra el de Kazajstán, Ferrer consiguió una victoria contundente, en la que fue mermando poco a poco a Feliciano hasta conseguir doblegarlo, primero en un tie-break y luego con facilidad en el segundo episodio. Fue el David de siempre en Acapulco y ahora suma 40 triunfos seguidos ante rivales españoles que no se llamen Rafael Nadal.

El inicio del duelo fue de poder a poder, con Feliciano mostrando clase y David atacando a su rival con la derecha. El único obstáculo para ambos era el viento que complicaba las acciones. Ferrer intentaba abrir a su rival, mientras que el zurdo se apoyaba en su saque para no darle opciones a su compatriota.

Así llegaron hasta el noveno game, igualados 4-4. Ahí López tuvo su oportunidad de break, pero no la consiguió, al siguiente juego con el saque de Ferrer otra vez el de Toledo tuvo la chance de romper, y de nuevo la desaprovechó.

El tie-break marcó el comienzo de un nuevo partido. Lo sólido que se había mostrado Feliciano y lo parejo que había sido el duelo se decantó con un contundente 7-1 a favor del tricampeón en Acapulco. El de Jávea fue más agresivo, acortó la cancha y con fortaleza mental desgastó a su rival.

Para el segundo episodio López ya no fue el mismo, cansado física y mentalmente, fue cediendo ante su compatriota. Ferrer no desaprovechó una doble oportunidad de break y se puso adelante 1-0 en el set. Todo el trabajo de desgaste en el primer capítulo rendía sus frutos y el mejor David aparecía en la cancha central del Mextenis.

Mostrando también su capacidad con el revés, el de Jávea se puso adelante 2-0, y luego volvió conseguir en la red una posibilidad de rompimiento, que transformó en el 3-0. A partir de ahí ya solo hubo un español en la cancha y el León comenzó a administrarse de cara a su siguiente duelo en el puerto.

Feliciano, quien no ha tenido un buen comienzo de año y que debutaba en Acapulco, se veía cada vez más cansado, y la fortaleza a la que se apegó con su servicio se diluyó tras el desempate. Un rally de grandes golpes fue lo que dejó como herencia López, ya con el marcador 5-2.

Ferrer sirvió para ganar y, con una derecha cruzada que arrancó los aplausos del público, encaminó el último game del duelo para el 6-2. Ya solo queda un español con vida en el certamen y es David Ferrer, quien ahora sí apunta al cuarto título en el Abierto Mexicano.