Bacsinszky, campeona del Abierto Mexicano de Tenis

La suiza venció con facilidad a la francesa Caroline García para convertirse en la monarca de la rama femenil del Abierto Mexicano de Tenis

Timea Bacsinszky besa el título obtenido en Acapulco
Timea Bacsinszky besa el título obtenido en Acapulco (Mexsport)

ACAPULCO

Timea Bacsinszky se quedó con un título que no debía ser para ella. La suiza aprovechó las bajas en el cuadro femenil para coronarse en Acapulco con un monólogo en la final ante la francesa Caroline García, quien le facilitó las cosas 6-3 y 6-0. 

El duelo decisivo de la rama femenil del Abierto Mexicano se presentaba como el platillo principal del último día, hasta que un virus estomacal dejó sin opciones a la máxima favorita, Maria Sharapova, a quien el cuadro se le había abierto con la eliminación de la italiana Sara Errani.

Pero la final entre Bacsinszky y García fue un justo premio para ambas. La quinta y tercera sembrada quedaron como las mejores clasificadas ante la ausencia también de Irina Camelia Begu (4) y presagiaban un encuentro disputado en la búsqueda del segundo título para cada una en sus carreras. 

El partido fue parejo hasta el segundo game. Ahí, tan pronto en una final, la competencia se acabó. Arriba 1-0 y jugando mejor, García tuvo cuatro oportunidades de rompimiento, falló cada una, perdonó a su rival y eso despertó a la helvética. 

En el siguiente juego, Timea sí rompió después de que la gala fallara un globito. Se fue arriba 2-1, y la situación se revirtió, la que metía tiros ganadores era Bacsinszky, mientras que García producía errores no forzados. 

Caroline se desesperó, comenzó a gritar en la cancha y a azotar su raqueta contra el cemento de Acapulco, aunque solo estaba abajo por un rompimiento, su rival no le daba opciones, se las había concedido y no había aprovechado.

La suiza ni siquiera necesitó tener su saque para finiquitar el primer capítulo, García le concedió otro break y luego envió una bola larga para el 6-3. 

Fue demasiado en lo mental para la francesa, que no pudo regresar en la segunda manga. En el segundo game, Timea ya tuvo la oportunidad de quebrar, la desperdició, pero su rival le regaló una más y Bacsinszky no quiso repetir la historia de Caroline en el primer set y se puso arriba 2-0.

Ya no perdió más games, con tiros ganadores, un saque que apareció después del primer juego y la apatía de García, Bacsinszky cerró el partido 6-0. 

Cuando concretó el triunfó se acostó sobre la superficie azul de Acapulco y celebró, mientras que García rompió en llanto en la premiación, el título se le escapó casi desde el principio del partido. El nombre escrito en la Pelota de Tenis no fue el de Maria, fue el de Timea Bacsinszky.