Bouchard pasa a semifinales al eliminar a la favorita Ivanovic

"Mi lema es mantenerme en la lucha y disfrutar, aunque fuera de la pista me considero una chica tranquila", dijo hoy la raqueta canadiense

MELBOURNE, Australia

A un mes de cumplir 20 años, Eugene Bouchard se convirtió en la primera jugadora canadiense en alcanzar las semifinales del Abierto de Australia, al vencer hoy a la serbia Ana Ivanovic, 14 del mundo, 5-7, 7-5 y 6-2.

Canadá vivía tenísticamente hasta hoy gracias al cañonero Milos Raonic, derrotado en tercera ronda del primer grande de la temporada por el búlgaro Grigor Dimitrov, pero tiene desde ahora a la rubia de Montreal, seguidora del cantante Justin Bieber a quien dedicó hoy un simpático ¡hola! sobre la pista tras su victoria, como principal foco de atención, ya que se ha convertido en la primera de esta nacionalidad en alcanzar la penúltima ronda de un grande desde Carling Basset-Seguso en el Abierto de EE.UU. de 1984.

Designada como la jugador más prometedora de la WTA el año pasado año, tras alcanzar la final individual de Osaka y la de dobles de Washington, sumando cuatro victorias sobre rivales situadas entre los 50 primeros puestos, con llegadas a las semifinales de Estrasburgo, Bouchard ya apuntaba en su etapa de junior, al ganar el título individual en Wimbledon en 2011 y el de dobles al siguiente.

En el Grand Slam, ya como profesional, hizo su debut en Roland Garros el año pasado y cayó en segunda ronda ante la rusa Maria Sharapova y en la tercera en Wimbledon contra la española Carla Suárez.

Bouchard disfrutó hoy de su mejor día de gloria, apoyada como siempre por un grupo de fanáticos "Genie Army" que le han acompañado durante estas dos semanas, en su primera intervención en un cuadro grande del Grand Slam.

"Mi lema es mantenerme en la lucha y disfrutar, aunque fuera de la pista me considero una chica tranquila", dijo hoy la raqueta de Montreal. que fue capaz de recuperarse de la pérdida del primer set, para ganar luego el segundo por el mismo resultado.

Ivanovic, finalista en 2008, verdugo de la estadounidense Serena Williams, se vio sorprendida por la agresividad de la canadiense, y su gran estabilidad emocional para superar los momentos de presión. Ana, tras verse desbordada en el segundo parcial, 4-3, se retiró al vestuario para recibir tratamiento y al ceder esta manga volvió a pedir ayuda médica, aunque esta vez en pista, y entonces se pudo apreciar que su abductor izquierdo le molestaba.

Bouchard se enfrentará en las semifinales contra la china Na Li, que antes derrotó a la italiana Flavia Pennetta, por 6-2 y 6-2.