A la mexicana Sánchez no le alcanzó; está fuera de Acapulco

Después de un inicio prometedor, la tenista azteca se cayó y dejó de presionar a su rival que en dos sets la despachó para dejarla fuera del certamen

ACAPULCO

La mexicana Ana Sofía Sánchez se despidió del Abierto Mexicano y pese a su buen inicio, durante el partido se fue desmoronando hasta ceder el segundo set en apenas media hora y que Sara Erakovic de Nueva Zelanda concretara la victoria por doble 6-2.

El impacto de jugar en el Estadio en el horario estelar no pareció afectarle de inicio a la local, quien de inmediato rompió el servicio de su rival, gracias a una pelota larga de la de Oceanía. Sin embargo, esa ventaja apenas le duró apenas 13 minutos, después de un segundo game largo, en el que Sofía concedió tres breaks, y en el que Erakovic concretó el último.

Entonces sí pareció pesarle el escenario a Sánchez, quien dejó de complicar a su rival moviéndola de un lado al otro y se conformó con responder a los duros golpes de la neocelandesa. Un drive por la paralela le dio el 2-2 a la local, pero después de fallar una oportunidad de rompimiento, el partido se le puso cuesta arriba. 

De nuevo con su servicio, Sánchez falló un tiro en el que tenía toda la cancha abierta para irse abajo en el primer parcial 4-2. Sofía buscaba los costados, pero eso le provocaba cometer muchos errores no forzados, mientras que Erakovic era profunda y hacía retroceder a su rival para quedarse con el set 6-2. Ni el grito de ‘México, México’, inmutó a Sara.

El segundo capítulo inició con ambas jugadoras sacando mejor, las dos mantuvieron su saque hasta el 2-1, cuando la de Oceanía tuvo su oportunidad de quiebre y Sánchez falló con una pelota larga que se fue lejos de la superficie dura.

Los aficionados tuvieron sus primeras probadas del poder del servicio en esta nueva cancha y también de la tecnología del ojo de halcón que ayudó a Sofía en un par de ocasiones. Erakovic se llevó el siguiente game con facilidad 4-1, y aunque Sánchez conservó su servicio, la de Nueva Zelanda metió un saque as de 179 kilómetros por hora.

Si el partido había iniciado de forma inmejorable para la local, que había roto el servicio de su rival para ponerse 1-0, el final fue todo lo contrario, con la mexicana cometiendo dos dobles faltas, y teniendo que salvar un par de puntos para partido antes de finalmente ceder su saque y el duelo con un contundente 6-2.