Armada potente

España es el cuarto país con más tenistas en el Australian Open; además, tiene seis sembrados en la segunda ronda

Rafael Nadal
Rafael Nadal (Reuters )

MELBOURNE, Australia

La armada española tiene apoyo de todos lados. Mientras David Ferrer firma banderas de su país que le acercaron algunos aficionados después de ganarle a Thomaz Bellucci en su primer juego en el Abierto de Australia, el basquetbolista Pau Gasol le envió un mensaje vía Twitter a sus compatriotas:"Mucha suerte y ánimo a tod@s l@s tenist@s español@s en el @AustralianOpen! Primer Grande de la temporada. Un placerseguiros desde aquí".

España es el cuarto país que más representantes tiene en el torneo con 27, solo debajo de Australia y Estados Unidos, pero es el que más sembrados individuales presenta en la segunda ronda,con seis: Rafael Nadal (3), David Ferrer (9), Feliciano López (12), Roberto Bautista (13) y Fernando Verdasco (31), en varones, y Garbine Muguruza (24), en la rama femenil.

Debajo de la armada están Francia y República Checa con cinco sembrados cada uno. El desempeño en el debut de los seis sembrados españoles que ganaron fue diverso, mientras Nadal venció en su primer juego en el Abierto al ruso Mikhail Youzhny en solo tres sets, por 6-3, 6-2 y 6-2, Ferrer, Verdasco y Bautista avanzaron tras jugar en cuatro tandas, y Feliciano López tuvo que llegar a cinco sets y a una muerte súbita de 10-8.

"Es un resultado muy positivo para mí, creo que es un buen comienzo, muy importante", dijo Nadal.

"El primer partido después de las dudas, especialmente con las que he llegado aquí, nunca es fácil. Era un encuentro muy importante para mí, todos lo son para mí hoy. Y ha sido una victoria cómoda que me da confianza para el próximo encuentro".

Ferrer reaccionó a tiempo y con fuerza para deshacerse del brasileño Thomaz Bellucci tras ceder el primer set en el desempate y perdía en el segundo por 2-0, cuando inició una fenomenal remontada para ganar 12 juegos consecutivos y acabar dominando el partido por 6-7, 6-2, 6-0 y 6-3.

"No ha sido fácil, pero estaba tranquilo", dijo sobre su remontada."No tuve nervios en ningún momento porque sabía que es a cinco sets, y sabía que Bellucci tenía que jugar mucho y muy agresivo. Al principio me costó, por los nervios, porque la pista estaba rápida, pero a partir del segundo set mantuve la regularidad y me encontré mejor tenísticamente", explicó