El Abierto Mexicano garantiza la seguridad a jugadores y espectadores

Los organizadores del Abierto Mexicano de Tenis tomarán "todas las medidas" que están en sus manos para garantizar la seguridad

Conferencia de prensa para anunciar el Abierto Mexicano de Acapulco
Conferencia de prensa para anunciar el Abierto Mexicano de Acapulco (Mexsport)

ACAPULCO, Guerrero

El Abierto Mexicano de Tenis garantizó hoy la seguridad de jugadores y espectadores durante el torneo que se llevará a cabo en febrero, ante la crisis social que se vive en el sureño estado de Guerrero por la desaparición de 43 estudiantes en septiembre pasado.

"Estamos confiados en que todo estará bien, no esperamos riesgos", declaró el director de operaciones del grupo Pegaso, Javier Braun, al presentar el cuadro de jugadores que encabeza el tenista japonés Kei Nishikori, quinto del mundo.

Braun dijo que los organizadores del Abierto Mexicano de Tenis tomarán "todas las medidas" que están en sus manos para garantizar la seguridad de los jugadores y los espectadores en el torneo, a celebrarse del 23 al 28 de febrero próximo en Acapulco.

El directivo recordó que en diciembre pasado, cuando "las cosas estaban más candentes" en el estado de Guerrero, se celebró sin problema el Abierto de Gimnasia en Acapulco, unos 380 kilómetros al sur de la capital mexicana.

Aseguró que en el estadio se tomarán medidas de seguridad y confió en que las carreteras estarán transitables, es decir, sin bloqueos ni tomas de casetas por parte de maestros y estudiantes, como ha ocurrido en las últimas semanas en solidaridad con los jóvenes desaparecidos.

Acapulco ha sido escenario de numerosas protestas por la desaparición de los 43 alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa (dedicada a la formación de maestros) el 26 de septiembre pasado en Iguala a manos de autoridades corruptas y el crimen organizado.