San Lorenzo regalará el campeonato al Papa