El corredor de Seattle Marshawn Lynch no quiso festejar con sus compañeros

MULTIMEDIA