Aprovecharon nuestra ansiedad: Tena