Las cinco ‘manitas’ a Brady para ganar sus anillos

El mariscal de campo de los Patriotas de Nueva Inglaterra supo aprovechar los goles de campo de último momento y los errores de las ofensivas contrarias para ganar sus cinco Super Tazones

Adam Vinatieri, Malcolm Butler y Julian Edelman, los 'héroes anónimos' detrás de los cinco anillos de Tom Brady
Adam Vinatieri, Malcolm Butler y Julian Edelman, los 'héroes anónimos' detrás de los cinco anillos de Tom Brady (AP)

Ciudad de México

Tom Brady llegó a cinco anillos de Super Bowl y se convirtió en el mariscal de campo más ganador de la historia de la NFL.

Sin embargo, ninguno de sus campeonatos hubiera sido posible tan solo con el trabajo del jugador egresado de la Universidad de Michigan. Todas estas victorias fueron posibles gracias al trabajo de jugadores y errores defensivos que determinaron el rumbo del partido.

Conoce los factores que fueron claves para que Tom Brady y los Patriotas de Nueva Inglaterra se coronaran como campeones del futbol americano profesional.

Adam Vinatieri y sus tres goles de campo ‘salvadores’

Pateador de los ‘Pats’ de 1996 a 2005, Vinatieri fue el hombre a quien Tom Brady le debe sus tres primeros anillos de campeonato.

En el Super Bowl XXXVI, los Patriotas iban empatados 17-17 ante los Carneros de San Luis, que amenazaban con lograr la remontada tras anotar 14 puntos en el último cuarto. Fue cuando el pateador ingresó al terreno de juego y anotó un gol de 48 yardas que expiró el reloj y le dio el primer triunfo al conjunto de Nueva Inglaterra. En ese año, Brady, que tuvo una primera temporada espectacular, fue reconocido como el Jugador más Valioso del encuentro.

La fórmula se repitió dos años después en el Super Bowl XXXVIII en contra de las Panteras de Carolina, donde un gol de campo de 41 yardas en los últimos segundos le dio el segundo trofeo Vince Lombardi a la franquicia de Foxborough.

Su tercera gran hazaña llegó en la siguiente edición (SB XXXIX), cuando su intento aventajó 24-14 a los Patriotas sobre las Águilas de Filadelfia, un partido que finalizó con siete puntos más cortesía del conjunto de la Conferencia Nacional.

El pase de los Halcones Marinos y la intercepción de Malcolm Butler

Tras dos caídas de los Patriotas ante los Gigantes de Nueva York en el ‘Gran Juego’, Tom Brady y los Patriotas tuvieron que esperar diez años para volver a alzar un trofeo Vince Lombardi.

En el último periodo, los Halcones Marinos de Seattle tuvieron una buena oportunidad de ganar juego tras un largo pase de Russell Wilson a Jermaine Kearse que los acercó a la zona roja.

A escasas yardas de las diagonales, Marshawn Lynch corrió cuatro yardas en la primera oportunidad. Tras esta jugada, el entrenador Pete Carroll decidió ir por la vía aérea. Wilson lanzó un pase a Ricardo Lockette para lograr vencer a los ‘Pats’. Sin embargo, el defensivo Malcolm Butler logró interceptar el envío y le dio nueva vida a los Patriotas, que recuperaron el balón y consumieron el reloj para ganar el cuarto Super Bowl de la franquicia con marcador de 28-24.

La recepción de Julian Edelman

El más reciente anillo de Super Bowl casi se queda fuera del alcance de Tom Brady. Tras una mala primera mitad donde perdían 21-3 ante los Halcones de Atlanta, los Patriotas lograron hacer ‘el milagro’ y llevaron el juego 20-28, aún debajo del marcador.

Fue en los últimos dos minutos cuando Julian Edelman logró atrapar un pase largo de Tom Brady. Un pase que logró salvar pese al esfuerzo de dos defensivos y aseguró que la ofensiva de los ‘Pats’ siguiera con vida para lograr el empate (28-28) y eventualmente el triunfo 34-28 en tiempo extra. Una vez más, Tom Brady fue reconocido como el MVP del juego.