Patriotas vs. Halcones: ¿Y qué dicen las defensivas?

Aunque Tom Brady y Matt Ryan tienen grandes posibilidades de ser el MVP del Super Bowl, lo hecho por Patriotas y Halcones para contener al rival será clave.

Houston, Texas

Si de algún pie cojean los Halcones de Atlanta es de su lado defensivo. Si hay ser más específicos, tienen problemas para limitar los puntos del rival en la segunda mitad. Aunque esta parte no es un secreto y han trabajado para corregirla, puede ser el Talón de Aquiles con el que se repita la historia que la mejor defensiva sea la que gane el domingo en Houston, y ellos parecen no tenerla.

No hay que ir tan lejos para comprobarlo, ya que en el Super Bowl 50, el ataque de las Panteras de Carolina nada pudo hacer con Von Miller y compañía y la defensiva de los Broncos de Denver les dio el título. ¿Serán capaces los Halcones de evitar que esa historia les suceda?

Deben trabajar duro para lograrlo. Aunque las estadísticas marcan las tendencias que existen y no aseguran que así vaya a ser el Super Bowl, existe un desglose de números que acentúa el comportamiento de los dos protagonistas del encuentro: los puntos anotados por cuarto y por mitades. No hay que ir muy lejos para ver las consecuencias que se pueden tener si la tendencia se mantiene.

En el Juego de Campeonato de la Conferencia Nacional, los Halcones vencían 24-0 a los Empacadores de Green Bay, con lo que el juego prácticamente estaba decidido desde ese momento. Atlanta promedió 18.8 puntos anotados en la primera mitad en la campaña (el mejor de la NFL), y para la segunda de ese duelo sumaron 20 más (arriba de los 15.6 que promediaron) para concretar su boleto al Super Bowl. Repitió la tendencia y ganó.

Esa historia suena muy bien para los Halcones, pero no se puede ignorar lo que ha hecho el equipo que estará del otro lado del campo, y eso sí puede ser preocupante. Nueva Inglaterra tuvo una explosividad similar al ataque, pero lo que resalta es el extraordinario trabajo para evitar que le hicieran puntos. ¿Qué tan bueno fue? Solo hay que echar un vistazo a lo que su defensiva permitió en promedio en el primer cuarto: 1.9 puntos.

Si los Halcones salen pasmados y no carburan al inicio, por estar viviendo el primer Super Bowl para la mayoría de los jugadores, no sería difícil que se vayan en cero en el primer cuarto.

¿Qué tan peligroso es eso? Que los Pats sumaron 8.6 tantos en el cuarto inicial. "Nos gustaría salir y anotar y jugar con el liderato desde temprano, es lo que se llama empezar rápido y hemos hecho un buen trabajo logrando eso", fue la frase que dijo Tom Brady esta semana y que deja ver hacia dónde está puesta la mentalidad de los Patriotas. Y si algo saben en Nueva Inglaterra, es irse a la yugular de sus rivales, sin contemplaciones.

A DESPERTAR TEMPRANO

Si Nueva Inglaterra pisa rápido el acelerador y le gana la salida a los Halcones, quizá la ventaja de tres puntos que se está marcando en los pronósticos quede corta, porque todavía hay más cosas para preocuparse: Atlanta permite 13.3 puntos en la segunda parte del juego, la cuarta mayor cantidad en la NFL.

Si se llega al show de medio tiempo de Lady Gaga con los Pats al frente en el marcador por más de una anotación, quizá tendríamos otro Super Bowl que se defina por doble dígito de diferencia, como sucedió el año pasado. Aun así, todos esos números no jugarán en el emparrillado del Estadio NRG, y eso lo sabe el tacle defensivo de los Halcones, Jonathan Babineaux: "Nuestra defensiva, en el último mes y medio ha jugado increíblemente mejor, no importa lo que hicimos antes de eso, sino lo que fuimos construyendo semana a semana", señaló.

Tiene parte de razón, ya que en los últimos seis juegos del equipo, todos terminaron en victorias y su defensiva resistió los embates de los rivales. Su balance quedó así: de permitir 11.4 puntos en la primera mitad admitió 6.5, y de que le hicieran 13.3 le anotaron 12.8 en la otra parte. No es un descenso grande, pero sí hay una mejora.

El pequeño detalle que se puede destacar es que fuera de Aaron Rodgers con los Empacadores en la Final de Conferencia, no hubo un rival con el tamaño cercano al que tendrán el domingo en la tarde con Tom Brady. A pesar de esto existe un tipo de juego que si los Halcones tienen, va a matar cualquier estadística: "Defensivamente estamos en nuestro mejor nivel si podemos jugar rápido, pensar demasiado las cosas o estudiar el plan de juego puede ser contraproducente. Como coach, tienes que encontrar el balance para que tu equipo juegue a su máximo nivel, pero sin sobrepasarse", así lo definió Dan Quinn, entrenador en jefe de los Halcones, experto en defensivas tras su experiencia con Seattle.

Dejar que se confirmen las estadísticas puede ser muy peligroso, pero cada equipo tuvo dos semanas para prepararse, para evitar que sus debilidades sean las que los lleven a un vestidor callado y sin festejo después de cuatro cuartos de actividad. Los focos estarán en los poderosos ataques de ambas escuadras, pero el dicho afirma que son las defensivas las que ganan campeonatos, lo que puede ocurrir el domingo.