Los 10 mejores Súper Tazones de la historia

Te presentamos los 10 partidos más emblemáticos en la historia del partido grande de la NFL.

Los mejores partidos de Super Bowl
Los mejores partidos de Super Bowl (Reuters)

Ciudad de México

Fue el 15 de enero de 1967, hace más de medio siglo, cuando comenzó lo que se conoce como la 'Era de los Súper Tazones', que enfrenta a los dos campeones de cada Conferencia (Antes Ligas), para dirimir el título, mismo que los proclama como Campeones del Mundo.

En aquel primer partido por el campeonato del Futbol Americano Profesional, los Empacadores de Green Bay de Vince Lombardi, campeones de la NFL, derrotaron 10-35 a los Jefes de Kansas City, de Hank Stram, campeones de la AFL, en el Coliseo de Los Ángeles.

Se han jugado 50 Super Bowls y aquí te traemos los 10 mejores Súper Tazones de todos los tiempos.

10. Super Bowl XLV- Pittsburgh 25-31 Green Bay (06/02/2011)

Los Acereros de Pittsburgh volvían a su tercer Súper Tazón de los últimos 5 años, con la mira exclusivamente puesta en una meta, la cual era ganar su séptimo anillo de Super Bowl.

El duelo, hasta el medio tiempo, fue para los Packers, quienes se pusieron arriba 10-21, aprovechando a Aaron Rodgers y sus armas aéreas.

Para el tercer medio, Pittsburgh ajustó, sin embargo la jugada clave fue el balón que Clay Matthews le roba a Rashard Mendenhall, mismo que volvió a alejar a Green Bay, quienes sólo necesitaron manejar esa ventaja.

 

9. Super Bowl XXXIV- St. Louis 23-16 Tennessee (30/01/2000)

La última temporada del siglo XX desembocaría en el primer Súper Bowl del siglo XXI, mismo que se jugaría en Atlanta. Los Carneros de St. Louis, de Kurt Warner, contra Titanes de Tennesse, liderados por Steve Mcnair.

Los Rams lo llevaron a su ritmo y a donde ellos quisieron, consumiendo el tiempo, con su ofensiva, y deteniendo al ataque terrestre de los Titans, encabezado por Eddie George. De esta forma, St. Louis llegó al último cuarto con ventaja de 16-6.

En los 15 minutos finales, Tennessee movió por fin el balón, combinando su ataque y aprovechando la movilidad de Steve McNair, el partido se empató 16-16.

Faltando menos de cuatro minutos, Warner volvió al campo, para conectar un pase de 73 yardas para Isaac Bruce, que le devolvió la ventaja a los Carneros. Mcnair, por su parte, tenía que entablar una ofensiva más, la cual se quedó a una yarda de mandar por primera vez un Super Bowl a tiempo extra, luego de que Mike Jones detuviera a Kevin Dyson a centímetros de la zona de anotación.

8. Super Bowl XXXII- Green Bay 24-31 Denver (25/01/1998)

Tras casi 10 años de espera, y con el antecedente de haber perdido tres Super Bowls (XXI, XXII, XXIV), el fútbol americano le daba una nueva oportunidad a John Elway de poder hacerse de un trofeo Vince Lombardi en el ocaso de su carrera. El rival era el campeón defensor, Green Bay, acompañado del MVP de las últimas tres campañas, Brett Favre.

El ataque comandado por Elway fue efectivo y muy meticuloso, usando como principal bastión al corredor Terrell Davis. Por su parte, la defensiva hizo una labor fundamental, ejerciendo presión sobre Favre, frustrando cada marcha de los Empacadores, para que al medio tiempo, Denver tuviera ventaja de 7-17.

Green Bay logró empatar el encuentro, sin embargo el ataque de Denver siguió en la misma tónica, hacer conducciones largas, consumiendo le tiempo y dejando poco margen de maniobra al ataque de Green Bay., para sellar su victoria por 24-31.

7. Super Bowl XXIII- Cincinnati 16-20 San Francisco (22/01/1989)

El encuentro fue bastante trabado desde el principio, con pocas oportunidades para ambas ofensivas en la primera mitad, siendo –hasta hoy- el Súper Tazón con menos puntaje en combinado al medio tiempo, con tan sólo 6 unidades (3-3).

Sorpresivamente, para el arranque del segundo medio, los Bengals tomaron el control del juego, con la anotación de Stanford Jennings en un regreso de patada, además de condicionar al ataque de Montanta. Todo esto, le daba una ventaja de 16-13 a Cincinnati, a falta 03:20 en el reloj.

No obstante, Joe Moantana vino de atrás para realizar el milagro, usando como principales armas a Jerry Rice y a Roger Craig, culminando con aquel gran pase a John Taylor, firmando la tercera victoria de Súper Tazón para los 49ers.

6. Super Bowl XIII- Pittsburgh 35-31 Dallas (21/01/1979)

El partido fue explosivo desde el principio, ofreciendo grandes emociones, derivadas de los constantes cambios en el liderato del encuentro.

No obstante, el factor determinante fue la contundencia y la exactitud de Pittsburgh, quienes aprovecharon cada una de sus oportunidades en la zona roja, poniendo el marcador 21-17 en el tercer periodo.

Fue ahí cuando vino la jugada clave del partido, en donde Jackie Smith, el ala cerrada de los Vaqueros, dejó caer un touchdown en la zona de anotación, estando completamente solo.

Los Steelers no perdonaron. Ya avanzado el último cuarto, con Franco Harris y Lynn Swann, en 19 segundos, anotaron en dos ocasiones, poniendo el marcador 35-17. Los Cowboys se acercaron, poniéndole emoción al final del cotejo, sin embargo esto fue demasiado tarde. Pittsburgh ganó 35-31.

 

5. Super Bowl XXV- Búfalo 19-20 NY Gigantes (27/01/1991)

El Súper Bowl XXV se jugaría entre los Bills de Búfalo y los Gigantes de Nueva York, quienes habían eliminado al bicampeón San Francisco, poniendo sus esperanzas en Jeff Hostetler y en su defensiva.

A pesar de irse abajo en el marcador 12-3, los Gigantes fueron abriendo el cerrojo implementado por la defensiva de Búfalo, haciéndolo con su corredor Ottis Anderson, entablando avances que consumían mucho tiempo.

En el último cuarto, Nueva York aprovechó para ponerse arriba 12-17, sin embargo los Bills regresaron con su corredor Thurman Thomas para ponerse adelante; los Gigantes, respondieron inmediatamente, recuperando su ventaja 19-20.

Faltando ocho segundos, Scott Norwood, el pateador de Búfalo, tenía la gran oportunidad de darle en Vince Lomardi a su equipo, sin embargo su gol de campo se fue a un costado, los de la 'Gran Manzana', se llevaron la victoria por 19-20.

4. Super Bowl XLIII- Pittsburgh 27-23 Arizona (01/02/2009)

El Súper Tazón XLIII representaría para los Steelers la obsesión de pasar a la historia como el equipo más ganador de la NFL. Lo único que los separaba de esto eran los Cardenales de Arizona, un equipo que llegaba por primera vez a un Súper Tazón.

Los Acereros dominaron en el emparrillado, sin embargo esto no lo habían podido reflejar en el marcador, ya que sólo estaban arriba por tres puntos, 10-7. Cuando faltaba unos segundos para el medio tiempo, Arizona tenía la oportunidad de irse al frente, no obstante James Harrison interceptó un pase a Kurt Warner, el cual fue devuelto 99 yardas hasta la zona de anotación.

Pittsburgh mantuvo el dominio hasta el último periodo, en donde lo empezó paulatinamente a perder. Arizona realizó 16 puntos sin respuesta, encabezados por dos grandes anotaciones de Larry Fitzgerald, poniéndose arriba 20-23.

Con poco más de dos minutos, Ben Roethlisberger entabló una fugaz ofensiva, misma que culminó con el pase y la espectacular recepción de Santonio Holmes, que puso cifras finales de 27-23.

 

3. Super Bowl XLIX- Nueva Inglaterra 28-24 Seattle (01/02/2015)

El duelo lo comenzó dominando Nueva Inglaterra, teniendo ventaja de 14-7, sin embargo los Halcones jugaron fácil, realizando una ofensiva rápida y empatando el juego 14-14 al medio tiempo.

En el tercer cuatro, los Seahawks tomaron el control, se pusieron arriba 14-24, orillando al error a los Patriots, sin embargo no fue suficiente. En el último periodo, Tom Brady y su ofensiva movieron el balón en par de ocasiones, para anotar e irse arriba 28-24.

El ataque de Rusell Wilson volvió, para llegar hasta las últimas 5 yardas del territorio de New England. Ahí fue donde tuvo lugar la acrobática recepción de Jermaine Kearse , pero a la siguiente acción, cundo todo parecía servido para que Seattle se llevara su segundo Super Bowl, Malcom Butler anticipó a Ricardo Lockette, interceptando el balón, para darle su cuarto anillo a los Patriots en la era Brdy-Belichick.

2. Super Bowl LI- Nueva Inglaterra 34-28 Atlanta (05/02/2017)

Tras 18 años de ausencia, los Halcones de Atlanta, comandados a la ofensiva por Matt Ryan, regresaban a un Super Bowl, con la tarea de vencer a los Patriotas de Nueva Inglaterra, quienes hacían su séptima aparición en el partido grande de la NFL en la era de Tom Brady y Bill Belichick.

El duelo, en su inicio, tomó un rumbo muy inesperado, ya que los Falcons aprovecharon cabalmente todas sus oportunidades, ya sea en la zona roja, o bien, capitalizando las devoluciones de balón por parte de los Patriots, tomando ventaja de 3-28, avanzado el tercer periodo. 

No obstante, la magia a cargo de Tom Brady volvió a hacer presente, realizando el milagro, al entablar el regreso más grande en la historia de los Súper Tazones, volviendo de una desventaja de 25 puntos, para empatar el duelo. En el tiempo extra, Nueva Inglaterra hizo realidad la hazaña, para ganar 34-28. 

1. Super Bowl XLII- NY Gigantes 17-14 Nueva Inglaterra (03/02/2008)

El partido ponía a los invictos Patriotas de Nueva Inglaterra, quienes con marca de 18-0 buscaban igualar lo hecho por los Delfines de Miami de 1972; esto era ganar el Súper Tazón de forma invicta. Por el otro lado, estaban los Gigantes de Nueva York, como el 'Caballo Negro' de la liga, metiéndose a la postemporada con marca de 10-6.

El partido fue sumamente cerrado, mucho en parte a la gran labor realizada por la defensiva de los Giants, quienes nunca dejaron de presionar a Tom Brady. Dichas acciones, acompañadas por la meticulosa ofensiva de Eli Manning, tenían arriba 10-7 a los 'G-Men', más allá de la mitad del último cuarto.

Luego de mucho intentos, Brady pudo entablar una buena ofensiva, misma que consumió mucho tiempo, para culminar con un pase de cinco yardas a Randy Moss y darle la ventaja a New England, faltando 02:42 en el reloj.

Ahí fue cuando vino la ofensiva ganadora de Nueva York, Manning se escapó de dos capturas, compró tiempo, para lanzar un pase alto que fue atrapado de forma espectacular por David Tyree, apoyándose con el borde de su casco, a pesar de la presión de James Sanders, Ellis Hobbs y Rodney Harrison.

Lo último fue para la posteridad. El pase de Manning a Burress selló la hazaña de los Gigantes, al derrotar 17-14 a los Patriotas, que vieron esfumarse su campaña perfecta.