Roger Goodell entrega a Brady trofeo de MVP

El comisionado de la NFL entregó al jugador de los Patriotas el trofeo al jugador más valioso del Super Bowl , quien a su vez admitió que el trofeo mereció ser para su compañero James White


Roger Goodell con Tom Brady y el trofeo del MVP
Roger Goodell con Tom Brady y el trofeo del MVP (AFP )

Ciudad de México

El mariscal de campo Tom Brady de los Patriots de Nueva Inglaterra, que la pasada noche protagonizó junto a su equipo una remontada histórica para ganar el Super Bowl LI, declaró hoy que su compañero el corredor James White se merecía también el premio de Jugador Más Valioso (MVP) y le dará la camioneta que recibió de regalo.

Brady, de 39 años, para quienes muchos ya es el mejor atleta en la historia del deporte de Estados Unidos tras ganar su quinto campeonato, ya hizo lo mismo con el esquinero Malcolm Butler en el Super Bowl XLIX cuando su compañero protagonizó la interceptación decisiva en el triunfo que tuvieron frente a los Seahawks de Seattle.

"No tengo ninguna duda que James White se lo merece", declaró hoy Brady en la tradicional rueda de prensa como ganador del premio de MVP del partido que los Patriots ganaron en el tiempo extra por 34-28 a los Falcons de Atlanta tras remontar una desventaja de 25 puntos que tenían en el tercer periodo (3-28). "Su trabajo fue decisivo".

Brady destacó que White, un corredor tercer año formado en la universidad de Wisconsin, fue el elemento clave en la ofensiva de los Patriots para que pudiesen romper la defensa de los Falcons a partir de la recta final del tercer periodo y anotar 31 puntos seguidos.

White, de hecho estableció una marca en el Super Bowl al tener 14 recepciones y anotó 20 puntos, además de encargarse de hacer por tierra las dos últimas anotaciones de los Patriots, hizo otro "touchdown" de pase de cinco yardas de Brady y aporto dos puntos de conversión.

Las tres anotaciones de White empataron también marca en un partido de Super Bowl, que el de la pasada noche fue el primero que se decidió en tiempo de prórroga.

Brady, que poso con su cuarto trofeo Pete Rozelle de MVP conseguidos en los cinco títulos que los Patriots han ganado en los siete Super Bowl disputado, comparó a Brady como su hijo Jack de 9 años.

"Hace las cosas correctas y nunca puedes estar enfadado con él", bromeó el pasdor eselar de los Patriots. "Inclusive cuando no participa en la jugada y no sale bien se siente mal por lo que te ha pasado".

Brady calificó a White como el mejor compañero, al que también definió como un increíble jugador y ha crecido desde que tuvo que asumir el papel estelar tras la lesión en noviembre del 2015 de Dion Lewis.

""Estoy muy orgulloso de cada cosa que ha logrado porque lo he visto crecer desde que era novato, ha luchado y trabajado mucho para al final ser un gran factor en todos estos partidos", subrayó Brady.

White, que también aportó 110 yardas con su juego aéreo en el partido de la pasada noche que se disputó en el NRG Stadium de Houston, se convirtió en una nueva marca para un corredor, que ante los Falcons se transformó en el mejor receptor que tuvieron los Patriots.

El tener corredores que hacen un trabajo excelente en la ofensiva como receptores es algo que el entrenador en jefe los Patriots, Bill Belichick siempre ha trabajado con jugadores como Kevin Faulk, Danny Woodhead, Shane Vereen y Lewis.

"Todos ellos son muy difíciles que les puedan marca la defensa rival, dado que no sólo corren y pueden capturar el balón sino que protegen muy bien el pase y hacen que se conviertan en una pesadilla para los rivales", explicó Brady, que alabó también el trabajo realizado por el coordinador de los corredores Ivan Fears.

Luego Brady volvió a destacar la figura de White al reiterar que su actuación fue brillante en el momento que más lo necesitó el equipo e hizo posible el triunfo de todo el equipo.

En la conferencia de prensa, Brady fue presentado por el comisionado de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), Roger Goodell, quien lo calificó de "gran honor" para la liga y personalmente tener a su lado a Brady y Belichick.

Dada la historia reciente entre Goodell y Brady con el castigo que impuso al jugador de cuatro partidos de suspensión por el caso del "Deflategate", los balones desinflados, y al equipo con un millón de dólares de multa y retirada de derechos en el sorteo universitario, algunos se preguntaban si habría algún tipo de enfrentamiento personal entre ellos.

Después de que Goodell llamara a Brady al escenario, tomaron una foto juntos frente al Trofeo Lombardi y el Trofeo Pete Rozelle de MVP antes de que Brady respondiera a las preguntas de los periodistas.

Cuando Brady concluyó la sesión con los periodistas, levantó el trofeo del MVP y dijo: "¡Me llevo esto a mi casa!" para luego retirarse, pero antes, de forma educada y deportiva, le tendió la mano a Goodell.

Brady y Belichick ya se habían tomado en el campo de juego la venganza y reivindicación ante Goodell al convertirse en el mejor dúo, mariscal de campo-entrenador, en la historia de la NFL.