Con cierta preocupación en los Halcones

El centro de Atlanta, Alex Mack, no entrenó al parejo de sus compañeros ya que todavía está resentido de una lesión; aun así, confían en que esté sin problemas el domingo

Alex Mack no entrenó con el resto de sus compañeros
Alex Mack no entrenó con el resto de sus compañeros (Reuters )

Houston, Texas

Las horas se acaban y el tiempo para recuperarse también, por ello, en el entrenamiento de los Halcones existe preocupación de cómo va a evolucionar su centro Alex Mack, quien este jueves no practicó de forma normal en el última día de entrenamiento a full, ya que viene arrastrando una lesión en el peroné.

El head coach del equipo, Dan Quinn, afirmó que aunque no llega al extremo de encender las luces del pánico, sí está poniendo atención en este tema.

"Sé que de lo fuerte que es y de su valentía. Lo bueno de esto es que sé que se siente mejor de cómo se sentía en la Final de la Conferencia Nacional. Sí me preocupa un poco pero no estamos en pánico", confesó el coach al terminar la práctica de 88 minutos.

Además de tener un trabajo limitado con Mack, los Halcones también reportaron que su receptor estrella, Julio Jones, no tuvo mucha participación con el equipo por un problema en un dedo, mientras el defensivo Dwight Freeney, no tuvo participación en lo absoluto. Con él se trató más bien de un descanso de "mantenimiento", pedido por un jugador que va a cumplir 37 años en dos semanas. Aun así, con ninguno de los dos se cree que haya problemas para estar en el campo el domingo.

El equipo confía en que Mack estará uniformado y listo para jugar ya que es una de las columnas vertebrales en el plan de juego que han preparado para los Patriotas.

"Este juego, por la múltiple cantidad de caras que tiene Nueva Inglaterra, requiere de una preparación extrema que recae en el centro", explicó el head coach. "Identificar lo que hace el rival, acomodar a sus compañeros, distribuir responsabilidades, por eso ha pasado muchas horas con los coaches viendo y analizando videos. Normalmente uno se prepara así pero para este juego se requiere una preparación más profunda".

El entrenador se mostró satisfecho por el ritmo que tuvo la práctica, donde dedicaron parte del tiempo a jugadas de tercera oportunidad. En general el equipo lució muy bien, a excepción de dos pases que dejaron caer los receptores.

"Fue una práctica a máxima velocidad y nos gustó. Ejecutamos bien. Nueva Inglaterra tiene un playbook grande y tuvimos oportunidad de darle juego a muchos jugadores. Queremos hacerlo lo más difícil que se pueda para ellos. Nunca podemos vivir lo que sucede en el campo pero queremos simular lo más posible lo que sucede, así que me agradó cómo reaccionamos", continuó Quinn.

El viernes van a tener una práctica, la última normal previa al juego, que será este viernes por la tarde.

Consigue aquí tus boletos para el Super Bowl 2017