El sonriente desaire de Carlos Vela

El delantero de la Real Sociedad no se acercó con la prensa que se dio cita para el entrenamiento de México en el Amsterdam Arena

Amterdam, Holanda

No fue precisamente un desencuentro, porque ni siquiera dio lugar para un cara a cara. Optó Carlos Vela por hacerse el desentendido y la sonrisa permanente que está pegada a su rostro nunca le resultó más oportuna.

"Vela, Vela"... "Carlos, Carlos", le llamaron una y otra vez los reporteros, colocados tras la reja de la zona mixta del Amsterdam Arena, un corredor que no se extendió más de 15 metros... Le estiraban los micrófonos, le ponían de lado la cámara, pero el delantero de la Real Sociedad hizo caso omiso por completo.

"No gracias", por ahí se le escuchó decir, ya casi cuando libraba la presión, en ruta hacia el autobús que esperaba a los seleccionados para transportarlos a su hotel, tras la práctica sostenida la tarde de este martes y que sirvió como reconocimiento de cancha.

Siguieron el ejemplo de Vela, casi todos los demás, empezando por Paul Aguilar, el primero en ser requerido, pues antes pasó George Corral y casi nadie lo reconoció. Ni Guillermo Ochoa, ni 'Chicharito', ni 'Gio', quienes sirvieron un poco de escoltas a Vela, quisieron hablar tampoco.

Los únicos que tuvieron la deferencia ante los enviados fueron Jesús Corona, el "Tecatito", Andrés Guardado y Jonathan dos Santos.

Así que la gran expectativa de los reporteros, las palabras de Vela, el poder tener un espacio para cuestionarlo sobre la razón que lo llevó a aceptar el llamado del 'Piojo' Herrera tras haberle dicho que no para ir al Mundial, tendrá que esperar para otra ocasión.

No quiere hablar Vela con los reporteros, se supo, para evitar confrontaciones y provocaciones.

Pero el que tampoco quiso darle un trato especial en su conferencia de prensa fue el entrenador Herrera. Lo recibieron, aseguró el 'Piojo', como a todos los demás.