El Tri ‘B’ vende casi lo mismo que el ‘A’

En esta edición de la Copa Oro, la selección mexicana solo metió 20 647 menos espectadores en la primera fase que en el 2015, en la que sí participaron los jugadores de mayor impacto del Tricolor

Edson Álvarez se toma una  foto con la afición del Tri
Edson Álvarez se toma una foto con la afición del Tri (Mexsport)

Phoenix Arizona

Hace dos años, la selección mexicana acudió al torneo de la Concacaf con su mejor equipo. En ese 2015 también tenían otra competencia importante como la Copa América en Chile, pero al no ser de su área y al jugarse medio boleto para la Copa Confederaciones del 2017, se llevó a un equipo alterno.

En dicha Copa Oro, el Tricolor reunió en sus tres primeros encuentros a165 mil personas. Este año consiguió que 144 353 aficionados acudieran a verlos. Solo 20 647 menos que en la edición en la que sí contaron con todas sus figuras, a diferencia de ahora.

Miguel Herrera dirigió aquella Copa Oro en la que se llevó a los estelares: Guillermo Ochoa, Moisés Muñoz y Jonathan Orozco por lo que el descartado fue Luis Ernesto Michel, Paul Aguilar, Jesús Dueñas, Diego Reyes, Héctor Moreno, Francisco Javier Rodríguez, Yasser Corona, Miguel Herrera Equihua, Jorge Torres Nilo y Miguel Layún. Además de Jonathan dos Santos, Jesús Manuel Corona, Antonio Ríos, Carlos Esquivel, Andrés Guardado, Héctor Herrera y José Juan Vázquez. En la delantera se contó con Javier Hernández, Oribe Peralta, Carlos Vela y Giovani dos Santos.

Y claro, el cuadro azteca jugó en estadios con una capacidad no menor a los 60 mil espectadores. Siempre imán de taquilla, convenía los foros grandes. El primero fue el Soldier Field de Chicago, en el que le ganaron 6-0 a Cuba y en donde pueden ingresar 61500 seguidores.

Luego, en la Universidad de Phoenix (63 400 espectadores) empató sin goles contra Guatemala.

Y el último duelo de la fase regular lo jugó en el Bank of America Stadium (73298), y empató a cuatro tantos con Trinidad y Tobago. En estos tres duelos reunió poco más de 165 mil personas.

En la siguiente fase apenas le ganó 1-0 a Costa Rica en el MetLife Stadium al que le caben 82 566 aficionados.

En ese 2015, hasta cuartos de final el Tricolor había metido a sus partidos unos 247 mil 046 seguidores. Para este 2017, el cuadro nacional llegó con un conjunto de muchos jóvenes, porque el compromiso principal fue la Copa Confederaciones. Sin embargo, a los mexicanos que viven en Estados Unidos eso no les importó y de igual manera han hecho buenas entradas.

Y también, al igual que hace dos años, se buscaron inmuebles con una capacidad superior a los 60 mil. En el Qualcomm Stadium (71 294) de San Diego, el Tricolor logró meter 51 seguidores, que presenciaron una victoria frente a El Salvador.

Luego, en el Sports Authority Field de Denver ingresaron 42 121 aficionados. México empató sin goles ante Jamaica. Y en la victoria de 2-0 frente a Curazao, hubo 44 232. Hasta ahí, han reunido 144 353 personas, 20 647 menos que en la edición pasada.

Para los cuartos de final contra Honduras se espera una entrada positiva, que llegue al lleno en la Universidad de Phoenix. El precio de los boletos para este encuentro es similar al de los choques anteriores, van de los 36.75 a los 156.75 dólares. Así que el promedio de taquilla para este encuentro es de 4 956 485 mil dólares.

ASISTENCIA EN PRIMERA FASE

PARTIDOS AÑO ASISTENCIA

3 2015 165 000

3 2017 144 353