Alemania elimina a México en 'semi' de Confederaciones

El Tricolor jugará por el tercer lugar de la Copa ante Portugal el próximo domingo 2 de julio en el Spartak Stadium de Moscú, tras el 4-1 de los germanos.

SOCHI, Rusia

La selección mexicana de futbol perdió cuatro goles por uno ante Alemania en la semifinal de la Copa Confederaciones Rusia 2017. 

Con doblete de Leon Goretzka (6' y 8'), Timo Werner (59') y Amin Yunes (90'), el combinado teutón llegó a la Final de la justa y jugará ante Chile el próximo domingo 2 de julio en el Saint Petersburg Stadium. Marco Fabián, al 89', marcó el de la honra.

TE RECOMENDAMOS: "Cero excusas" para Juan Carlos Osorio.

El equipo de Juan Carlos Osorio el mismo día, pero en el Spartak Stadium, disputará el tercer lugar ante Portugal. 

EL PARTIDO

El Tri entró demasiado relajado al encuentro y se encontró con una Alemania que fue una aplanadora en el arranque. No estaban los Sami Khedira, Thomas Müller o Philipp Lahm, pero el conjunto germano se parecía, y mucho, al que deslumbró al mundo en Brasil 2014: presión alta, máxima precisión y velocidad en la circulación del balón y una contundencia letal.

Así, en apenas ocho minutos, dio dos golpes demoledores a México. Y los dos obra de Goretzka, una de las nuevas joyas del futbol alemán. El talentoso mediocampista del Schalke -¿podrá retenerlo?- recibió primero un pase de Benjamin Henrichs, una de las sorpresa de Löw hoy en el once, y definió con un remate esquinado a la carrera que exhibió su enorme calidad.

"México, México", comenzó a gritar el público en el Estadio Fisht. Pero hoy solo hubo un equipo en el campo ubicado a orillas del Mar Negro.

El segundo tanto de Goretzka llegó con un pase entre líneas de Werner, otro de los nombres llamados a liderar la "Mannschaft" del futuro. El delantero del Leipzig, al que hoy Löw decidió darle la titularidad tras su doblete ante Camerún, filtró el balón en la endeble defensa mexicana y el jugador del Schalke definió otra vez de primera y sin darle tiempo a la reacción de Guillermo Ochoa.

TE RECOMENDAMOS: Las 'cero excusas' de Juan Carlos Osorio.

El comienzo fulminante de Alemania disparó de inmediato el recuerdo de un número especial para ambos equipos: el 7. El famoso 7-1 alemán ante Brasil en el Mineirao, pero también el 7-0 que sufrió México el año pasado ante Chile en la Copa América Centenario.

No fue finalmente para tanto, aunque cuando Henrichs dejó mano a mano a Werner y obligó a una tapada salvadora de Ochoa. Juan Carlos Osorio, el entrenador colombiano de México, mostraba ya signos de desesperación.

Llegó entonces la esperada reacción de México, que tuvo un par de ocasiones para descontar ante una Alemania que había levantado el pie del acelerador.

Un disparo de Giovani dos Santos desviado tras una pérdida de Julian Draxler a la media hora de juego fue lo primero que generó el Tri con cierto riesgo en toda la noche. Volvió a tener el gol Dos Santos poco después tras un buen pase de Javier Hernández y luego el propio "Chicharito" desperdició la más clara de México en la primera etapa al rematar alto cuando había quedado solo frente a Marc-André ter Stegen. Finalmente, el arquero del Barcelona lanzó al córner un tiro libre de Héctor Herrera.

El 2-0 era tal vez demasiado castigo para México, que pagó una vez más su lento inicio de partido. El conjunto de Osorio comenzó perdiendo en los tres encuentros del torneo y siempre pudo igualar o remontar. Pero a la cuarta fue la vencida.

El entrenador de México dio ingreso a la joven promesa Hirving Lozano por Javier Aquino en el entretiempo, pero poco cambió. Más bien lo contrario.

Werner pudo liquidar el encuentro en un mano a mano que lanzó desviado después de recibir una espectacular asistencia de Lars Stindl. No lo hizo entonces, pero sí minutos después en una jugada con el selló de la Alemania de Löw. Draxler filtró un pase y Jonas Hector pasó al medio para que Werner empuje el balón a la red y sume su tercer tanto del torneo y se ubique en la cima de la tabla de artilleros junto a Goretzka. Partido terminado.

Tuvo el descuento México con un cabezazo al travesaño de Raúl Jiménez, aunque también debió agradecer no haber recibido más goles en cada uno de los contragolpes alemanes. Marco Fabián maquilló el marcador con un espectacular disparo a los 89', pero Younes completó poco después la goleada.

Una vez más, el conjunto norteamericano sufrió un cachetazo en su ambición de ingresar en la elite del futbol. Y Alemania demostró que, en el futbol, el futuro le pertenece.