Las peticiones al Tri de Juan Carlos Osorio

Grupo Pachuca entregará al Comité de Desarrollo Deportivo algunos puntos que pueden cambiarse en selección mexicana

Juan Carlos Osorio
Juan Carlos Osorio (Imago7)

Ciudad de México

El Comité de Desarrollo Deportivo se reunirá hoy para tocar ciertos puntos referentes al futbol mexicano, pero no solo eso, sino que, Grupo Pachuca, según lo mencionado hace algunos días por Andrés Fassi, su vicepresidente, aprovecharía para dar su punto de vista sobre selección mexicana y su futuro inmediato.

Y es que, a los representantes del equipo de la Bella Airosa hay varios aspectos que los inquietan con referencia a lo que ha sucedido con el cuadro nacional desde el año pasado que Chile le metió siete tantos en la Copa América Centenario.

Lo que pretenden es aportar para que se pueda mejorar en la cancha. Lo que también hay que destacar, es que en ningún momento pondrán sobre la mesa la idea de que pudiera salir del timón el colombiano Juan Carlos Osorio, pues les gustaría que se cumpliera el proceso completo, aunque con algunas variantes.

Para empezar, es verdad que el método del estratega colombiano no ha sido aceptado por muchos. No agradan tantos cambios de un partido a otro en la formación base. Y ese punto es por el que más se le ha cuestionado, y ha sido una situación de debate desde su llegada.

En las eliminatorias mundialistas le funcionó bien. Se sacaron los puntos necesarios, se rompieron cadenas que el Tricolor arrastraba en el área, jetaturas de la Concacaf. Se ganó en San Pedro Sula, tras 50 años sin hacerlo, se derrotó a Canadá en Vancouver, tras 23 años. Se le ganó a Estados Unidos en Columbus, lo que no había sucedido antes. El cuadro azteca se trajo tres puntos de Puerto España al vencer 1-0 a Trinidad y Tobago, cuando no lo hacían desde el 2004.

Ahora, son líderes del Hexagonal y se está muy cerca de conseguir el pase al Mundial de Rusia 2018 sin tanto sufrimiento de por medio, a diferencia de lo que ocurrió en los dos procesos anteriores.

Ahí están las estadísticas a favor de Juan Carlos Osorio. Y hay que darle mérito, porque aunque muchas selecciones no vivan su mejor momento en la Concacaf, aunque se pueda decir que esas circunstancias han levantado al Tricolor, lo cierto es que otros técnicos lo intentaron y no lograron los números que hoy se lucen, incluso algunos de gran renombre como Javier Aguirre o Ricardo La Volpe.

En cuestión de forma, e s a h í en donde a muchos no agrada el cuadro azteca. Sobre todo, alarmó a algunos que en los tres torneos que se han jugado hasta ahora como Copa América Centenario, la Copa Confederaciones y la Copa Oro, no se pudiera ver un conjunto de poderío.

Y aunque varios entienden que los futbolistas también han tenido mucho que ver en las sonadas derrotas, por ahora la misión de Grupo Pachuca va enfocada a distinguir lo que consideran que deben cambiar el timonel y directivos de selección mexicana, de cara a la Copa del Mundo de Rusia 2018.

1. LAS ROTACIONES

El mayor número de cambios que ha hecho Juan Carlos Osorio de un partido a otro ha sido de diez. Situación que a muchos desconcierta. Se cree que el Tricolor debería tener una columna vertebral fija, con elementos que jueguen juntos la mayoría de los partidos, que puedan acoplarse y conocerse al cien por ciento dentro de la cancha. Claro que, habrá que hacer modificaciones entre encuentros, pero consideran que solo en dos o tres puestos. Se consideraría el nivel del duelo pasado, y por supuesto habrá quien no aparezca por una lesión o suspensión.

2. SIN CAMBIOS DE POSICIÓN

El que el colombiano utilice a ciertos jugadores en posiciones distintas escandaliza. Por ejemplo, a Carlos Salcedo lo ha colocado de lateral derecho, posición en la que también se le ha visto en algunos partidos que ha disputado desde que se marchó a Europa. En Copa Oro puso a Edson Álvarez de lateral. El mismo caso ocurre con Jesús Gallardo, quien de ser volante, desde que fue convocado ha sido colocado de lateral. En la Copa Confederaciones, Giovani dos Santos fue interior, cuando siempre se dijo que se le veía como media punta. Raúl Jiménez y Chicharito Hernández hicieron el rol de extremos.

3. MÁS AUTOCRÍTICA

Se considera que al estratega del cuadro nacional y a los directivos que han estado al frente del proyecto les ha faltado autocrítica en ciertos momentos. Cuando se perdió estrepitosamente contra Chile en la Copa América Centenario no fue el caso, ahí no podía justificarse nada, pero en otros momentos como en la Copa Confederaciones y la Copa Oro, en la que se destacaron detalles, sí, rescatables, tampoco se juzgó como se debería las derrotas y el accionar del conjunto.

4. MEJOR ELECCIÓN DEL PLANTEL

Los dos torneos del calendario este año, Copa Confederaciones y Copa Oro, obligaron a que se formaran dos planteles para las competencias. Por supuesto, se le dio preferencia a la primera, al ser la justa que le sigue en importancia al Mundial. Se cuestionó que, no se llevaran, por ejemplo, a mediocampistas de contención y se colocara ahí a futbolistas como Héctor Herrera y Jonathan dos Santos, que si bien no desconocen la posición, tampoco es su fuerte. Aunque a decir verdad, Jona lo hizo muy bien. Y en el torneo de Concacaf faltaron laterales, centros delanteros y había varios contenciones.

5. UNA MAYOR PLANEACIÓN

En lo que concierne a los directivos, se quiere que se tenga una mejor planeación en cuando a la elección y préstamo de jugadores. Lo anterior a raíz de lo que ocurrió en Copa Oro, en donde se esperaba que al cuadro azteca le prestaran elementos que ya habían estado en la Copa Confederaciones, y que, como en el caso de Oribe Peralta, fueron utilizados pocos minutos. A este Tricolor alterno le faltaron centros delanteros, y se notó dentro del terreno de juego. Los directivos no cedieron a sus futbolistas porque consideraron que debían estar solo en uno de los dos torneos, y si se eligieron para Confederaciones, no querían saturarlos al mandarlos también a Copa Oro.

6. EL DESARROLLO DE NUEVOS TALENTOS

Al hablar de la falta de delanteros mexicanos, está claro que se debe trabajar ese rubro. Es por ello que, también se buscará que en algún momento se pueda desarrollar un proyecto en el que se le dé mayor impulso a los jóvenes en dicha posición, y que en un futuro no se carezca de ellos.