Raúl Jiménez: ¿De qué estamos hechos?

Su remate de chilena en el Estadio Azteca ante Panamá mantuvo viva la esperanza de llegar a Brasil 2014. A pesar de su juventud ya tiene un oro olímpico y es uno de los hombres de confianza de Miguel Herrera.

Raúl Jiménez: ¿De qué estamos hechos? (Carlos Contreras Legaspi)

Ciudad de México

Raul Alonso Jiménez de atrevió a rematar de chilena en uno de los momentos más complicados en la historia de la selección mexicana, sin embargo, la que pudo ser una mala recepción, donde el balón se elevó más de lo que esperaba, terminó marcando su carrera.

El disparo acabó en las redes al minuto 85 del partido México en contra de Panamá y el estadio Azteca se levantó para festejar el triunfo con el que el combinado local mantuvo la posibilidad del repechaje para Brasil 2014.

Su primer partido con el Tricolor mayor fue apenas el 30 de enero del 2013 en un amistoso ante Dinamarca


Jiménez estaba destinado a conseguir cosas importantes. A pesar de que fue uno de los últimos convocados por Luis Fernando Tena para la seleción olímpica, aportó con presión a los defensas y complicando en la salida, factor que terminó siendo clave para que el Tricolor se colgara el oro en Wembley.

Un año más tarde, resultó campeón con el América, donde Miguel Herrera le confió la titularidad a pesar de tener mucha competencia en el ataque, pues, "es un delantero con mucha fortaleza, un tipo que no da pelota por perdida, un jogador que intenta de todo y obviamente nos sorprende con alguna jugada".

El nacido en Hidalgo, no tiene miedo en reconocer su buen juego aéreo y gran disparo de media distancia, así como la dinámica y la potencia que son importantes para convertirlo en un delantero completo.

El recuerdo de ese gol será difícil de superar, pero el canterano americanista tiene grabadas las palabras de Jesús Corona en Londres 2012 y a cada lugar que va con el equipo nacional, busca "trascender".