No hay que ‘politizar’ el duelo

Alejandro Bedoya aseguró que la rivalidad contra México es solo en la cancha, nada tiene que ver con tintes políticos

Alejandro Bedoya, jugador estadunidense
Alejandro Bedoya, jugador estadunidense (Reuters)

Enviada / Columbus

La reciente elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos le ha puesto un ingrediente aún más polémico al partido entre la selección del país de las barras y las estrellas y México.  El lado político se ha vuelto tema con los seleccionados estadunidenses, el desprecio que su nueva figura presidencial le tiene a los mexicanos,  pero los futbolistas aclaran que su rivalidad es únicamente en el campo.

Alejandro Bedoya admitió que "hay gente que quiere politizar este juego y yo creo que no debe ser así, sí es una rivalidad, es cierto que no hay nada como vencer a México, pero somos dos equipos competitivos con jugadores competitivos y trataremos de vencernos en el campo, pero fuera del campo solamente espero que sea algo con mucha pasión, que los aficionados que vengan solamente lo hagan para apoyar a sus respectivos equipos y se respeten unos a otros"

Bedoya es de origen colombiano,  y por eso,  dijo, “si de algo estoy seguro es que este equipo realmente representa lo que son los Estados Unidos de América, lo vemos por la diversidad que hay en este equipo y pienso que es algo maravilloso eso"

Y claro,  espera que mañana,  durante el duelo,  ninguno de las dos aficiones insulte a la otra,  espera respeto para los dos equipos también. De parte de los mexicanos,  hay que recordar,  que está la famosa frase de ‘ehh,  puto’,  que tanto ha incomodado.

"Yo hablo por los dos lados, uno no quiere escuchar canciones las cosas que se dicen de negativas de cada uno, como la palabra que usan algunos mexicanos que empieza con la 'p', no la tengo que repetir, y uno tampoco quiero escuchar cantos de paredes o algo así, eso no se necesita en nuestro juego, que es de mucha pasión, sí, pero es muy competitivo y al final del día es eso".