Una generación teñida por el fracaso

A doce años de una de las mayores gestas obtenidas por un representativo nacional, de la selección Sub 17 campeona en 2005, solo quedan once elementos que siguen activos

Ciudad de México

México atravesaba etapas de transición, tiempos de cambio. Restaba menos de un año para que se diera la competida elección presidencial entre Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador, y antes de ella, el comienzo de una nueva Copa del Mundo, esta vez en Alemania. Precisamente en terreno futbolístico, la selección de Ricardo La Volpe navegaba con tranquilidad, a unos pasos de confirmar su asistencia al prestigiado certamen mencionado. Eran las primeras horas de octubre del 2005... A miles de kilómetros de la capital, en el segundo día de este décimo mes, en Perú, un grupo de desconocidos jóvenes enfrentarían el mayor reto de sus vidas.

Se trataba de una selección dirigida por Jesús Ramírez, antiguo futbolista con destacado paso por Pumas, que había sorprendido a propios y extraños y que debido a su éxito en la cancha, había sumado adeptos, volcando a todo un país para apoyarle a la distancia. Aquel dos de octubre, los pupilos de Chucho se jugaban frente a Brasil el título del Mundial Sub 17. El resto de la historia es de dominio público. A estos muchachos les bastaron 90 minutos para demostrarle el orbe futbolístico que sus nombres serían siempre recordados. Vencieron a la Verdeamarelha por 3-0. Las imágenes eran de júbilo y gozo.

Hoy, a doce años de un campeonato que marcó sus vidas, el hilo conductor de las carreras profesionales de los 20 jóvenes que vestían de blanco y verde, los sitúa en diversos escenarios, tan protagónicos como distantes. El recuento de los daños ofrece en la actualidad, a solo once elementos de la generación dorada en activo y solo siete de ellos se mantienen en el máximo circuito de los equipos a los que pertenecen. Está claro que el fracaso y el incumplimiento de las expectativas, así como más variables, hizo de las suyas en el camino de los campeones.

"Es muy complicado hablar del tema, es difícil entender por qué algunos de los chavos sí triunfaron y otros no... Está claro que cuando levantaron el título, todos tenían paridad de condiciones, todos eran Campeones del Mundo, después interfirieron más factores, desde la oportunidad que recibieron en sus clubes, hasta la mentalidad que tuvieron o no para triunfar", asegura el propio Chucho Ramírez. "Fue un proceso muy largo y desde antes de partir a Perú, todos sabíamos que íbamos por la Copa, que el objetivo estaba en llegar a la Final y lo cumplimos. Fue una excelente experiencia para todos ellos", reafirma.

Pese a que varios de estos prospectos tuvieron oportunidad de irse a probar a equipos europeos, como fue el caso de Ever Guzmán y Efraín Juárez, con el entonces filial del Barcelona, el Barbate, ahora, solo Héctor Moreno y Carlos Vela se mantienen en la élite del Viejo Continente, con la Roma y la Real Sociedad, respectivamente. Son los únicos dos casos que han forjado al cien por ciento su trayectoria por allá. Giovani Dos Santos, el propio Juárez, en su momento, tuvieron distintos pasos por este futbol, pero sin consagrase.

A la fecha, Gio pertenece al LA Galaxy, equipo en que ya tiene más de dos años desde que se marchó de Europa y con el que mostrado un detrimento marcado en su nivel. Otros, como el mismo Efraín (Monterrey), Adrián Aldrete (Cruz Azul), Patricio Araujo (Puebla) y hasta Édgar Andrade (Veracruz), han batallado para mantenerse en el máximo circuito nacional y figurando como titulares dentro de sus plantillas. Del plantel campeón en Perú, solo queda Omar Esparza en el Ascenso Mx, jugando desde hace algunos meses con el Tampico Madero.

En cuanto al resto que sigue en la lucha por intentar recobrar las sensaciones de ser un futbolista profesional, los ejemplos saltan a la vista: apenas hace unas semanas, Juan Carlos Silva, formado en el América y con pasado sobresaliente en la institución, fichó por el Sanarate de Guatemala, mientras que Ever Guzmán juega con el San José FC, en la Segunda División estadunidense y César Villaluz es la más reciente incorporación del Cacereño de España, un club de la Tercera categoría. Del resto, el portal actualizado de la Liga Mx y las búsquedas por internet, no tienen noticias.

Apenas para el torneo pasado, los porteros Sergio Arias y Alejandro Gallardo, así como Christian Sánchez, Jorge Hernández y Enrique Esqueda, aparecían en roster de diferentes escuadras, tanto de Primera como en el Ascenso, pero ninguno encontró acomodo para el Apertura 2017. Hoy, los que hace doce años eran promesas, se encuentran desempleados y eso no lo es todo. Los cuatro jugadores restantes, Cristian Flores, Pedro Valverde, Mario Gallegos y Heriberto Beltrán, ni siquiera desarrollaron su talento y se retiraron prematuramente... Fue una camada teñida por el fracaso.

AQUEL PLANTEL DEL TRI


NOMBRE | POSICIÓN | PRESENTE
Sergio Arias | Portero | Sin equipo
Alejandro Gallardo | Portero | Sin equipo
Cristian Flores | Portero | Retirado
Patricio Araujo | Defensa | Puebla
Efraín Juárez | Defensa | Monterrey
Christian Sánchez | Defensa | Sin equipo
Héctor Moreno | Defensa | AS Roma (Ita)
Adrián Aldrete | Defensa | Cruz Azul
Pedro Valverde | Defensa | Retirado
Omar Esparza | Defensa | Tampico Madero
Jorge Hernández | Medio | Sin equipo
Mario Gallegos | Medio | Retirado
Juan Carlos Silva | Medio | Sanarate (Gua)
Édgar Andrade | Medio | Veracruz
Ever Guzmán | Delantero | San Antonio FC (EU)
César Villaluz | Delantero | Cacereño CF (Esp)
Carlos Vela | Delantero | Real Sociedad (Esp)
Giovani Dos Santos | Delantero | LA Galaxy (EU)
Heriberto Beltrán | Delantero | Retirado
Enrique Esqueda | Delantero | Sin equipo