¿Qué viene para el Tricolor?

Juan Carlos Osorio tendrá que pulir la definición de su equipo, y si requerirá o no a todos sus jugadores para los últimos compromisos del Hexagonal, ya con el boleto en mano


Juan Carlos Osorio dando instrucciones a los jugadores del Tri
Juan Carlos Osorio dando instrucciones a los jugadores del Tri (Imago7)

Ciudad de México

En cuestión de estadísticas en selección mexicana se puede festejar. No hay duda que han arrasado junto a Juan Carlos Osorio. En este proceso rumbo a Rusia 2018, podrían llegar a 42 puntos (tomando las dos fases de eliminatoria) de sumar los 9 restantes, una cifra importante si se recuerda que en el proceso de Ricardo La Volpe, el que todos aplauden, se obtuvieron 40, desde la tercera ronda.

Después de obtener el boleto para la máxima fiesta del futbol el próximo año, el estratega colombiano seguramente comenzará una preparación importante para dicho certamen. Después de los golpes que se llevaron en torneos como Copa América Centenario y Copa Oro, queda claro que hay detalles que ajustar.

La primera incógnita será saber si para los últimos encuentros ante Honduras y Trinidad y Tobago convocará a todos los elementos que militan en Europa, o si los dejará con sus equipos para no desgastarlos y que claro, puedan competir por un puesto importante, porque no todos son constantes.

O quizá, el técnico quiera contar con todos sus jugadores para delinear a un equipo base, que ha dicho, sí tiene. Más allá de que utilice "alternativas tácticas" en sus segundos duelos.

El Tricolor espera pactar partidos con equipos importantes del viejo continente en noviembre, para arrancar con la preparación fuerte. Ya en su momento, luego del Mundial de Brasil 2014, el entonces entrenador Miguel Herrera pidió este tipo de encuentros, que se llevaron a cabo también en el mes de noviembre.

Además, tendrá que, a fin de año, recomendar algún trabajo especial para Giovani y Jonathan dos Santos, así como Carlos Vela, quienes arrancarán temporada en la MLS hasta marzo, tres meses antes del Mundial, y eso puede complicarles en cuestión de ritmo.

Sin duda, hay detalles que ajustar, errores que se cometieron frente a equipos de jerarquía, como la falta de contundencia, y las distracciones en el fondo. Eso les costó, los exhibió, y tendrán que ser puntos a atacar para este conjunto.

ASÍ FUE SU RECORRIDO

El camino de la selección mexicana a Rusia 2018 no ha sido nada sencillo. A falta de tres partidos para que concluya el Hexagonal de la Concacaf, el Tricolor tiene en la bolsa el pase, tras un camino de buenos resultados en la eliminatoria, pero que se ha cuestionado en su forma, en estilo.

Eso no quiere decir que no deba de valorarse el logro del cuadro azteca. Porque en los dos procesos pasados se sufrió para clasificarse a los Mundiales. Fueron varios rostros los que intentaron colocar al equipo en las justas, y al final fueron Javier Aguirre y Miguel Herrera los que dirigieron en Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.

Ahora, Juan Carlos Osorio llevó el proceso de la eliminatoria de buena forma. Tiene 17 puntos, y aún le falta enfrentarse a Costa Rica, Trinidad y Tobago, así como Honduras.

El recorrido del colombiano arrancó en el 2015, justo cuando despidieron a Herrera del puesto por un pleito extra cancha.

Sus dos primeros encuentros los jugó contra equipos duros en la zona. En casa, derrotó 3-0 a El Salvador, en el duelo de su presentación. Un buen marcador para arrancar. Luego, fue de visita a Honduras, en donde ganó 2-0. El entrenador había rotó marcas, como el imponerse en San Pedro Sula, tras 50 años de no hacerlo.

Entonces, todo pintaba bien. Si bien el estratega fue cuestionado desde su arribo, pues no había dirigido una selección antes, los números le daban crédito.

Después de un amistoso contra Senegal, en donde no contó con la totalidad de su plantel, el Tri estaba listo para lo que seguía en la eliminatoria. Visitarían a Canadá, y ahí también rompió marca, tras 23 años de sequía en Vancouver. Se ganó 3-0.

En el Estadio Azteca, se hablaba ya de otra victoria sobre el conjunto de la hoja de maple. Y así fue. Con un 2-0, aunque el público se quedó con las ganas de más goles.

La Copa América Centenario era el siguiente compromiso. La historia ya se conoce. Una escandalosa eliminación a manos de Chile por 7-0 destrozÓ la confianza que había ganado Osorio.

El Tricolor volvió a la acción, en partidos de eliminatoria le ganó de visitante 3-1 a El Salvador y empató sin goles contra Honduras en el Estadio Azteca, para eso, ya tenía el boleto al Hexagonal Final de la Concacaf en la bolsa.

El arranque no era nada fácil, porque tenía que visitar en la complicada Columbus a Estados Unidos. Ahí donde no había ganado, pero eso significaba otro reto para este grupo, que antes ya había ganado partidos complejos en el área.

Los rumores apuntaban a que había un ultimátum, que si no sacaban puntos de esa plaza, entonces le darían las gracias a Osorio. Él mencionó en entrevista con La Afición que no era así. Aunque claro, tampoco se confiaba de tener un puesto seguro.

Al final, se impuso 2-1 al cuadro de las barras y las estrellas, con un gol en los últimos minutos de Rafael Márquez. Dicha situación, daba un respiro importante al timonel y a sus jugadores, que aún tenían la herida fresca por lo ocurrido en la Copa América Centenario, y claro, ganarle a un rival tan enconado como Estados Unidos, siempre es motivo de festejo. Sin embargo, días después visitaron a Panamá y no consiguieron mostrarse de la misma manera. Les faltó puntería, en un duelo en el que también la cancha era complicada.

El paso hacia el Mundial seguía firme. Antes de las justas ya citadas, México se impuso sin problemas a Costa Rica en el Estadio Azteca y luego visitó a Trinidad y Tobago y, pese a que no fue lo fácil que se pudiera pensar, pues incluso en 23 años no se había ganado en Puerto Príncipe, se adjudicaron una victoria de 1-0 que sirvió para afianzarse en la lucha por un boleto para Rusia 2018.

A los de verde tampoco se les dificultó derrotar a Honduras en el Coloso de Santa Úrsula 3-0. Sin embargo, la visita que hizo Estados Unidos no fue como se imaginaba. Se obtuvo un empate a un gol. Osorio cambió a siete elementos de un duelo a otro.

El 2017 le acarreó un sin fin de críticas al Tri y a su entrenador. Esto en cuestión de torneos como Copa Confederaciones y Copa Oro, en donde se esperaba mucho más. No obstante, el objetivo principal, según los directivos era conseguir el pase a Rusia.

Se estaba cerca, era cuestión de otros tres puntos. El viernes pasado estaba pactada la cita ante Panamá en el Estadio Azteca. De nueva cuenta, se esperaban más goles del Tri, porque se tenían las opciones, pero la puntería no fue la mejor. Aún así, con el gol de Hirving Lozano, quien atraviesa por un gran momento, se celebró la meta.

OSORIO Y EL TRI EN ELIMINATORIA

México 3-0 El Salvador

Honduras 0-2 México

Canadá 0-3 México

México 2-0 Canadá

El Salvador 1-3 México

México 0-0 Honduras

Estados Unidos 2-1 México

Panamá 0-0 México

México 2-0 Costa Rica

Trinidad y Tobago 0-1 México

México 3-0 Honduras

México 1-1 Estados Unidos

México 1-0 Panamá