Va México ‘caminando’ al Hexagonal rumbo al Mundial

A falta de dos fechas para cerrar la fase 4 de la eliminatoria en Concacaf, el Tri mantiene paso perfecto (12 puntos) y tiene su boleto a la ronda definitiva de cara a Rusia 2018

Ciudad de México

Con el paso perfecto en lo que va de la eliminatoria, con la superioridad que se sabía, se tenía sobre Canadá, y el pase al Hexagonal casi cerrado, México no encontró la puntería necesaria para golear, para redondear un partido del que fue amo, pero en el que en varios lapsos lució desganado, sin brillo. El 2-0 se quedó corto por el rival que no hizo mucho para incomodar, por eso el duelo terminó con un gran abucheo de los seguidores.

Aún así lograron una victoria que lo ponen en la siguiente fase del camino al Mundial de Rusia 2018, ese escalón en el que en verdad se probarán todos los argumentos que ha desarrollado el Tricolor para volver a la cima de la Concacaf, al menos así lo dicen los números.

Faltaban algunos de los que son constantes en el Tricolor, había elementos como Jesús Corona, Néstor Araujo, Jesús Molina o Raúl Jiménez, quienes buscan conquistar a Juan Carlos Osorio. Jiménez se quedó corto en esta presentación, pese al ímpetu y al esfuerzo que le puso a cada jugada, pero al final le faltó el gol.

No salió nada contento cuando se fue del terreno de juego. En cambio, Araujo se plantó con autoridad, fue sólido en la marca, solo habrá que ver si esto partidos le alcanzan para pelear la titularidad.

La primera opción de peligro fue de los canadienses, pero Doneil Henry no consiguió pegarle al balón.

Pero después de eso, México se apoderó del territorio rival. Lo intentaron el Tecatito Corona, Marco Fabián, y por ahí Miguel Layún con un disparo de larga distancia, tal como lo habían practicado un día antes, ninguno llegó a la red.

Pasado el segundo minuto del duelo, la afición lanzó el tradicional grito de "ehh puto" cuando Milan Borjan despejó. Así fue una y otra vez, cada ocasión con más empuje, esto pese a la campaña lanzada por la Federación Mexicana de Futbol contra la "discriminación", y claro, aquella frase.

Canadá intentaba serle fiel a la idea que les había inculcado Benito Floro, el no defender, sino atacar cuando tuvieran el esférico, pero ni Cyle Larín no pudieron exigir a Corona hasta esos minutos.

Fue en el minuto 17 que Henry le cometió falta en el área a Marco Fabián, Guardado logró llegar al balón y la envió al fondo de la portería enemiga. El árbitro ya había marcado penal, y lo metió el capitán.

Cyle Larín pegó una carrera por sector izquierdo, se encarriló al centro, pero no consiguió intimidar al enemigo. Luego puso a prueba a Corona, pero tampoco conseguió ayudar a los suyos.

Fueron los espasmos del conjunto de la hoja de maple, que conforme pasaban los minutos se desdibujaba, perdía fuerza.

El Tricolor en cambio, buscaba más. Era el amo del campo por aquellos instantes, pero no conseguía cristalizarlo. Una y otra vez había piernas rojas intentando meterle más goles a los visitantes. No llegaban.

Fue hasta el 45, que el "Tecatito" Corona sacó una de esas genialidades que lo pusieron en la orbita mundial. Pisó la bola, se dio la media vuelta y sacó un tiro raso, bien colocado que cantaba el 2-0.

Milan Borja salió lesionado, entró en su lugar Kenny Stamatopoulos.

El segundo tiempo tuvo tintes similares, pero con un Tri a medio gas, con chispazos de algunos. Ya con Yasser Coron en lugar de Héctor Moreno.

El Tecatito puso balón filtrado, Guardado la manda a donde no llegaron ni Marco Fabián ni Raúl Jiménez pudieron firmarla.

Luego, en una jugada a balón parado, el Tri cobró rápido, Jiménez tocó en corto para Herrera, quien no consiguió meterla.

La gente pedía a Javier Hernández, quien está a tres goles del récord de Jared Borgetti.

Canadá se quedó sin color que mostró en escasas jugadas, pero que siempre llegó sin veneno. Los de verde aprovechaban aquellos instantes, pero no la metían.

Entró Javier Hernández, los aplausos rompieron la calma, pero el "Chicharito" tuvo opciones escasas y no consiguió poner su nombre dentro de los anotadores. Si acaso hay que relatar aquel arribo que tuvo al área, pero en el que el rival lo secó de manera limpia, pese a que algunos pedían penal.

Rodolfo Pizarro, quien ya estaba en el campo, también desató el entusiasmo de la afición con un remate que pasó cerca de la meta.

El cuadro azteca no encontraba la vía del gol. Los seguidores querían ver más, de repente abuchearon, tal como sucedió también al final del partido.

Lo que importaba después de todo era el pase al Hexagonal y ya estaba pactado con 12 puntos, cuatro victorias en las que se fue superior al rival en todos los aspectos. Ahí estaba, el primer objetivo cumplido tanto de los jugadores como del entrenador.