"No hay un trabajo que sea de por vida": Juan Carlos Osorio

El técnico de la selección mexicana está ilusionado con la ofensiva de "talento inigualable" con que dice contar, así como el próximo duelo ante EU; por ahora, afirma, nada sabe de ultimátums

Columbus, Ohio

Se le escucha hablar de todas las posibilidades, de lo que le puede dar tal o cuál futbolista, de la competencia interna, sobre todo de medio campo para adelante, y ante todo esto, lo único que espera es armar la mejor alineación posible. Juan Carlos Osorio está ilusionado con el nivel que hoy presenta la selección mexicana, no puede ocultar que ha dejado a un lado los momentos de amargura que provocó el 7-0 que le metió Chile al Tricolor en la Copa América Centenario. Las sonrisas son un poco más constantes, por eso, los rumores de que tiene un ultimátum, que debe ganar o al menos empatar contra la selección de Estados Unidos y sacar un buen resultado contra Panamá, son tema que minimiza.

"La verdad que no sé", dice cuando se le pregunta de manera directa sobre el tema. Apenas pasan unos segundos y agrega, "o que me lo hayan dicho a mí, nadie, pero de lo que somos conscientes es que eso es lo que menos importa, seguramente que a futuro, no sé cuándo, ojalá que sea más adelante, después del Mundial, llegaremos a esa posición".

"Lo que acontezca es lo menos preocupante, hay que ocuparnos en dar lo mejor y que el equipo dé lo mejor"

Osorio sabe bien que en algún momento tendrá que enfrentarse a ello, pues "no hay un trabajo que sea de por vida, mucho menos el futbol, y si somos claros, lo único cierto que hay en el futbol es lo incierto; como siempre nos hemos ocupado en lo que podemos influenciar, que es el convocar bien y el entrenar bien al grupo. El juego como la vida misma le da de todo, le da alegrías, le da victorias, derrotas o tristezas, lo que acontezca es lo menos preocupante, hay que ocuparnos en dar lo mejor y que el equipo dé lo mejor".

GRAN TALENTO

Cada vez que los entrenadores se dedican a edificar sus planteles, construyen en la mente equipos imbatibles, de esos que desatan alegrías, de los que están dispuestos, los que tienen la capacidad de imponerse en cualquier escenario. Para encontrar algo cercano a esos cuadros imaginarios, la elección de los futbolistas tiene mucho que ver, los momentos, el nivel, el rival, es todo. Osorio hace pequeñas pausas cuando responde a la pregunta sobre qué tiene este equipo que no tuvieron otros que perdieron de visita ante Estados Unidos. Se repite el estado de gracia que cada pieza atraviesa. A Osorio se le nota el entusiasmo.

Como menciona aquella frase trillada en el futbol, tiene el bonito dilema de elegir a quién poner en su once titular. Al fin, tiene juntos a los mejores, a Carlos Vela, a Giovani, Jesús Corona, Marco Fabián, y Javier Hernández.

"Por primera vez tenemos el beneficio de convocar a tres, cinco jugadores ofensivos de un talento inigualable, de un talento extraordinario, y mérito para ellos, por lo cual estamos muy optimistas de que estén Giovani, Carlos, Jesús, Marco, Javier, el mismo equipo, sin restarle a los otros, y con todas las características que traen los convocados, tenía que incluir a Hirving, que es otro tipo de jugador, Andrés y a Héctor, la verdad sería una lista grande".

Por supuesto, "el tenerlos a ellos y a los trece que están en Europa y la MLS, a los que nos identificamos y pensamos que la idea de juego va directamente relacionada con las posibilidades que le dan los jugadores a esa idea particular, es una convocatoria que nos ilusiona, y que pensamos que el equipo va a ser muy fuerte". ¿Hoy sus jugadores, su equipo, están en el mejor nivel?, se le cuestiona. La respuesta llega enseguida: "Y si no están en el mejor nivel, porque eso hay que compararlo partido a partido, sí me atrevería a decir que si no están en el tope, sí están en un buen nivel y hacia arriba. Creo que si a eso le pusiéramos números están entre un 80 y 100 por ciento".

Eso sí, Osorio no demerita el trabajo que han hecho otros elementos que han pasado por el Tricolor, más bien, "creo que cada juego es diferente, pero cuando jugamos contra Honduras en el Azteca, no estaba Raúl, no estaban Javier ni Oribe, todos lesionados, y le correspondió a Ángel Zaldívar, y valoré lo que hizo, jugador joven con un futuro muy promisorio. Si hablamos del presente de México, esta convocatoria es un reflejo de lo que es el futbol mexicano, ojalá lo podamos ver el viernes contra Estados Unidos y Panamá, y ya eso será opinión de todos".

25 JUGADORES llamó Juan Carlos Osorio para los duelos contra EU y Panamá; Jürgen Damm entró por el lesionado Javier Aquino. 

JUAN CARLOS OSORIO
Entrenador de México


OTRAS MALDICIONES

Los dos primero partidos que dirigió Juan Carlos Osorio fue contra El Salvador y Honduras. En Este último, el Tricolor, de la mano del colombiano, ganó en San Pedro Sula, algo que no sucedía desde hace 50 años. Además, este año, en partido de eliminatoria, derrotó 3-0 a Canadá en Vancouver, lo que no había hecho desde 1993, es decir, hace 23 años, pues después de eso se consiguieron cinco empates en aquellas tierras. Ahora, al hablar de la selección de Estados Unidos, así como del duelo en Columbus, el pesimismo es mucho en los aficionados mexicanos, porque vienen a la mente las derrotas anteriores, porque en este cuartel, el rival se ha hecho fuerte, pero Osorio, tiene claro que es posible romper una maldición más.

"Hemos visto todos los juegos, todos los goles, y hay cosas que saltan a los ojos de todos, la altura, la parte atlética de ellos, una constante y es la de tratar de plantear un juego de esa manera, aparte yo diría, el estadio, tal vez el único en Estados Unidos donde México juega como visitante, pero todo eso lo juntamos y lo vemos como una gran oportunidad de revertir esa situación". Con mucha seguridad, el timonel detalla que es posible la victoria, "como lo tratamos y lo logramos en San Pedro Sula o en el propio Canadá, a eso le vamos a apuntar, y cómo lo vamos a hacer, con el esfuerzo de todos, con el coraje moral de jugar cuando tengamos la pelota, con la contribución de cada uno de los muchachos, y con la estrategia que pensamos nos puede dar resultado". 

EL TRABAJO MENTAL

Dicen los que han estado en el campo contra Estados Unidos, en su campo, que pese a las derrotas no ha sido superior a México, solo que ha sabido capitalizar cada momento y cada jugada de gol. Entonces, cuando se habla de que no hay una superioridad futbolística, lo primero a lo que se señala es lo mental: "Consideramos que mucho se habla de la parte mental, consideramos que con frecuencia es un lugar común al que se llega para explicar, para justificar, para razonar sobre situaciones del juego que no se comprenden, nosotros tratamos de verlo siempre bajo razones futbolísticas".

Además, "en el caso concreto de Manchester City, donde tuve la fortuna de trabajar, tenía su entrenador mental de acondicionamiento, pero una ayuda en ese aspecto, igual en nutrición, de fortalecimiento, y los tres y otras ayudas se veían siempre con una buena intención, porque se compite a este nivel como los atletas en los Olímpicos".

Y concluye: "Todo factor cuenta; el jugador mexicano tiene todo el potencial de ser tan fuerte como cualquier europeo, y por eso tenemos 13 jugando en Europa, ojalá fueran más. En la toma de decisiones, en la competencia en este nivel, todo es muy importante, y el factor mental lo es".