"Ojalá que llenemos expectativas": Osorio

Juan Carlos Osorio aseguró que si la selección mexicana sabe encaminar de manera positiva el favoritismo que hay alrededor, puede conseguir su objetivo de quedar entre los tres primeros lugares de esta Copa América


Juan Carlos Osorio, técnico de México
Juan Carlos Osorio, técnico de México (Mexsport)

Phoenix, Arizona

"¿Es verdad que Messi dijo eso?”, preguntó Juan Carlos Osorio a los integrantes de prensa de la selección mexicana. Al escuchar que sí, efectivamente, el astro del Barcelona y de la selección de Argentina había puesto a México entre los favoritos a ganar la Copa América Centenario. Osorio no ocultó su sorpresa, lanzó una frase de admiración, miró algunos apuntes tácticos que traía en mano, y después se puso cómodo para responder unas preguntas.

Por supuesto, el que ellos se hayan puesto como meta estar entre los tres primeros lugares del torneo, el que Messi los ponga como candidatos, y el factor de la afición que los arropará durante toda la justa, le da una responsabilidad fuerte.

“La verdad me sorprende, no tenía conocimiento, si es así se lo quiero agradecer (las palabras de Messi sobre el Tri). Que el mejor jugador del mundo te diga eso, la verdad que, si fue de una manera genuina, dice mucho. Ojalá que nosotros llenemos las expectativas de todo el pueblo mexicano, de toda la gente que sigue la selección mexicana, y que sí controlamos eso, y esa manera de entender ese favoritismo tendremos muchas posibilidades”.

A México le han faltado unos pasos para marcar historia. Para el colombiano, hay tres detalles claves que pueden ayudar al cuadro Tricolor en esta Copa para conseguir lo que antes no se ha podido.

“Yo diría que lo primero y más importante es jugar a nuestro potencial, los muchachos entienden esa gran responsabilidad que tenemos con el pueblo mexicano y toda la gente ligada a la selección, lo segundo sería la selección de jugadores, la gran fortaleza es que hay la suficiente calidad como parea elegir a uno que cumpla las funciones en esa estrategia y posición en específico, y de elegirlos y que ese jugador muestre todo su potencial, tenemos grandes posibilidades”.

Osorio se nota convencido de lo que pueden brindarle sus jugadores. No titubea cuando habla de ellos. Aunque al ser cuestionado en qué lugar pondría a los equipos de mayor jerarquía de la Conmebol o la Concacaf, prefirió solo hablar de los suyos.

“Creo que nosotros, estando entre los tres primeros sería muy importante para el futbol mexicano, y vamos a hacer hasta lo imposible para llegar ahí. Lo demás, el futbol es eso, lo único predecible es lo contrario, lo no predecible, lo aleatorio”.

Y luego agregó que, “lo único que veo es que México demuestre una idea de juego definida, bien, que entrene, que tenga todas las posibilidades de trabajo y ya veremos que tiene cada juego para nosotros”.

Entonces, llegó el momento de hablar más a fondo del primer rival de Copa América: “Contra Uruguay va a ser un partido de alta intensidad. Chile (el partido amistoso pasado) fue un equipo que salió a apretar muy arriba, y nosotros por nuestra estructura táctica de pronto facilitamos o ayudamos a esa presión”.

Señaló que, “ahora sí va a ser un juego donde la estrategia de ellos va directamente relacionada a la nuestra y a la manera de cómo pensamos debemos plantear el partido para salirnos de esa presión. Uruguay es un equipo que se defiende muy bien, de hecho no es casualidad que vaya primero en la Conmebol, y un equipo que tiene a través de la pelota detenida una manera de hacer muchos goles”.

Osorio sabe que este duelo, por la calidad del rival será fuerte, quizá por momentos rocoso, pero con dos cuadros que tienen argumentos futbolísticos.

“Con todo respeto para ellos, vamos a aprovechar esa oportunidad de competir contra el mejor equipo de Sudamérica, de la misma manera que competimos contra Chile, la quinta mejor nación del mundo, entendiendo la idea de juego de ellos, y tratarle de sacar el mejor provecho a lo nuestro”.

La crítica fue dura a su llegada ¿Aún se siente incomprendido?
Creo que no ha cambiado mucho mi percepción, sigo sintiendo orgullo en el buen sentido de la palabra de dirigir a una selección tan importante como la mexicana, y sigo igualmente enfocado en planificar cada juego y tomarlo como una buena oportunidad de consolidar al grupo, y de alguna manera aportar mi granito de arena para que este grupo de jugadores dé ese pasito que le falta al futbol mexicano, y se ponga a México en un sitio más arriba.

¿Se siente más arropado con los buenos resultados?
Lo más importante es la confianza que hay ahora dentro del plantel, dentro del grupo, ahora los muchachos se entrenan al tope y eso nos sugiere que ellos tienen confianza en lo que hacemos, y cuando se tiene eso en un grupo, y con la calidad que hay dentro de los jugadores, esas son las posibilidades que le da al cuerpo técnico de elegir una estrategia, ése contacto con los jugadores se ha fortalecido, y hay un grupo más fuerte y muy unido para lo que viene.

Los equipos rivales, como es lo normal, analizaron hasta la médula al cuadro nacional. Si bien Osorio realizó varias modificaciones en su sistema en los últimos partidos, quizá tendría que presentar un equipo distinto. Al ser cuestionado sobre esto, o si confía más en la fortaleza de un sistema, el timonel reiteró que “todos los rivales son distintos y así los vamos a enfrentar en esta competencia”.

Al finalizar el duelo amistoso contra Chile, en el que en el primer tiempo no se tuvo oportunidades de gol, y sobre todo, en el que los andinos se notaron superiores, Andrés Guardado comentó que no siempre se podrá jugar espectacular, pero lo que se debe hacer en esos caso, cuando el partido no se da como lo esperan, es priorizar el resultado.

“Estoy totalmente de acuerdo, pero para nosotros como cuerpo técnico lo más importante es saber por qué no jugamos bien el primer tiempo (contra Chile), por qué no mostramos el potencial nuestro. Jürgen (Damm) no estaba por un problema de lesión”, concluyó Osorio.