Las dudas que ha dejado el Tri en la Confederaciones

Rotaciones, experimentos en posiciones, corajes en pleno partido. México está a noventa minutos de un fracaso o el pase a semifinales en una Copa de sinsabores.

Juan Carlos Osorio se encaró con el cuerpo técnico de Nueva Zelanda
Juan Carlos Osorio se encaró con el cuerpo técnico de Nueva Zelanda (Imago7)

Ciudad de México

La selección mexicana de Juan Carlos Osorio deja dudas e interrogantes en Copa Confederaciones 2017. Oribe Peralta, en acción individual de Javier Aquino, maquilló la actuación de su Tricolor, que ofreció cuarenta y cinco minutos de nada en Sochi, con un gol del neozelandés Chris Wood que evidenció las dos caras del equipo. Al final un dos a uno que de poco servirá su Rusia los derrota el sábado: fracaso o pase a semifinales.

TE RECOMENDAMOS: 'Hermoso' maquilló lo horrible.

¿POR QUÉ LAS ROTACIONES?

Fueron ocho los cambios que presentó el técnico Juan Carlos Osorio para el partido contra Nueva Zelanda respecto al empate a dos goles contra Portugal. Solo Carlos Salcedo, Diego Reyes y Raúl Jiménez repitieron en su once, aunque Salcedo (central natural y fuera de la Copa por lesión) juega como lateral en el esquema del colombiano.

"Se sigue fortaleciendo el grupo, con esa competencia sana que tenemos de la rotación", palabras de Juan Carlos tras el 1-0 ante Trinidad y Tobago en fechas pasadas, una posible explicación a sus drásticos cambios de alineación.

¿Y EL APORTE DE GIOVANI DOS SANTOS?

En dos partidos de Confederaciones (de cambio ante Portugal y titular contra Nueva Zelanda), el '10' del Tricolor tiene cero disparos a puerta y cero asistencias en 123 minutos, con solo 3 tiros "fuera de los tres palos", describe la estadística de FIFA. Héctor Moreno (defensa central) tiene un gol y un disparo en 125 minutos de competencia.

¿Y EL APORTE DE RAFAEL MÁRQUEZ?

A sus 38 años de edad, el central mexicano ingresó como emergente ante Nueva Zelanda por la lesión de Héctor Moreno, también zaguero central, quien ingresó por Carlos Salcedo, improvisado como lateral por Osorio porque es, al igual que Moreno y Márquez, defensa central.

TE RECOMENDAMOS: Cuando los técnicos del Tri explotan.

HABLANDO DE CENTRALES, ¿Y LOS LATERALES?

El texto 'La defensa es la línea más endeble del Tri' lo ejemplifica a la perfección: "Las improvisaciones de puestos en la zaga de la selección mexicana podrían pasar factura"; ahora, Juan Carlos tendrá que pagar esa cuenta ante Rusia porque ya perdió a Carlos Salcedo y Héctor Moreno salió tocado contra los All Whites. ¿Quién le queda? El lateral izquierdo Luis Reyes del Atlas, a quien no ha utilizado en la Copa y que en el Draft 2017 fue la pretendida joya de la corona por América, Tigres y Monterrey, tendría oportunidad en el once, aunque la zona baja estelar se perfila con Miguel Layún, Diego Reyes, Rafael Márquez y Néstor Araujo.

¿EL LADO 'B' DE OSORIO?

Juan Carlos perdió los estribos y se encaró con el cuerpo técnico de Nueva Zelanda, un 'motherfucker' que le dio la vuelta al mundo a través de las redes sociales, una cara que contrasta con su discurso mesurado y sereno; incluso ante la adversidad, como le ocurrió en Copa América Centenario contra Chile y que repitió en conferencia después del dos a uno contra Nueva Zelanda.

Tras el 7-0: "Me equivoqué. Estoy muy avergonzado y asumo la responsabilidad de esta derrota".

Después del 'motherfucker': "Quiero ofrecer disculpas, me pasé de tono con un asistente de ellos. Respetamos su idea de jugar directa y física, pero cuando eso pasa el límite y es un atropello al 'fair play', ese es mi límite de aceptar las cosas".

¿UN GRITO QUE NO SE CALLARÁ?

FIFA advirtió y ejecutó. Dos fanáticos mexicanos fueron expulsados del estadio en Sochi por "por considerar que sus gritos eran ofensivos"; sin embargo, una cosa será erradicarlo en un certamen avalado por el máximo organizamos del futbol y otra silenciarlo en el Estadio Azteca u otro escenario de la Liga MX. El 'eh, puto' pinta para rato.

¡Consigue tus boletos para la Copa Confederaciones!