La Copa Oro de las promesas

El futbol de Javier López y Diego Laínez no ha pasado desapercibido de la mira del seleccionador nacional; ambos prospectos podrían estar con el máximo representativo en el verano

Javier López y Diego Lainez
Javier López y Diego Lainez (Imago7)

Ciudad de México

Una vez más, se avecina un verano de vértigo para la selección mexicana. El Tri tendrá para disputar y ser protagonista la Copa Confederaciones, primero, para luego enrolarse en la actividad de la Copa Oro, obligatoria por la Concacaf. Y si bien México deberá componer dos selecciones, hay matices en cuanto a cómo se armarán ambas plantillas. Para el primer torneo, como lo ha repetido Juan Carlos Osorio, la presencia de los futbolistas que militan en Europa será vital; para el segundo, se abrirán cupos para jóvenes con proyección en la Liga Mx.

"Está claro que la prioridad para la Federación Mexicana de Futbol, por orden, es calificar al Mundial, la Copa Confederaciones y después la Copa Oro... tal vez haya algunos de la Liga Mx que estén en ambas, pero depende de hasta dónde avancemos en la primera. Entonces, partiendo de lo anterior, formaremos dos selecciones, la de Copa Oro, conformada en un alto porcentaje por futbolistas que se desempeñan en México y que se encuentran en un proceso de consolidación", reveló Osorio.

Y es en el segundo certamen en el que más de un joven podría tener una oportunidad estelar. En conferencia de prensa, ayer, el propio Osorio habló sobre un par de prospectos en los que se han depositado valores todavía a comprobar: Diego Laínez, del América y Javier López, de Chivas. "Creemos que ambos jugadores tienen buenas condiciones (para ser convocados a Copa Oro), los estamos siguiendo muy de cerca y tienen la posibilidad, por algo juegan en Primera", dijo el seleccionador.

El camino de México en la Copa Oro no supone mayor riesgo, sobre todo, pensando que el equipo que acuda, aún y sin tanta experiencia, podría sacar adelante el pase a la siguiente ronda y pelear hasta el campeonato. En la primera fase se medirán a El Salvador, Jamaica y Curazao; la consideración para promesas como López o Laínez servirá, en caso de un correcto desempeño, para ampliar su margen de cara a consideraciones mayores, más relevantes.

La historia de Javier Chofis López, una de las opciones según el propio Osorio, ha constado de un ascenso paulatino a su progresión como futbolista. Con 22 años y el resguardo de Matías Almeyda como entrenador, el '10' de las Chivas ha madurado y más, con la llegada del timonel argentino. Se desenvuelve como media punta o bien puede hacerlo como volante por derecha; es técnico, preciso en el último toque, pero más asistente que definidor... En ciernes, es el mayor prospecto de la cantera rojiblanca, con miras a consolidar.

Gran parte de su irrupción, se debe a los consejos y motivación de Almeyda. López, como cualquier otro joven, ha sufrido cualquier cantidad de cambios extra cancha y recientemente, el mismo Matías detalló al respecto, cuando Chofis falló una opción clara en el terreno de juego: "Una de las cosas que le dije fue que falló un tiro y miró para abajo, los jugadores de Chivas no miran para abajo, porque eso es entregarse; le dije que visualizara que haría el último gol y le prometí una cena si metía el gol, después vino y me dijo: 'me debes una cena'".

Y si el caso de Javier López es reconfortante para las Chivas, más lo es el de Diego Laínez con el América. A sus 16 años, surgido de las fuerzas básicas de las Águilas, irrumpió en Primera División gracias a las múltiples ausencias del cuadro estelar, en su mayoría por lesión; debutó en el máximo circuito apenas hace unos meses (a inicios de marzo), y de inmediato, por la fecha de su acta de nacimiento y condiciones, llamó la atención del aparador futbolístico.

Bajo el cobijo de un entrenador como Ricardo La Volpe, Laínez ha desplegado sin prisa su estilo, mismo que se identifica con velocidad, técnica y drible. Actúa como una especie de volante por derecha, y es en esta banda donde despliega su repertorio con el futbol en los botines; hasta ahora ha jugado en seis encuentros, cinco como titular: "Es un chico con muchísimas cualidades y con un futbol a explotar; le falta mucho por conocer todo su potencial", lo describe su propio entrenador.

HAY MÁS OPCIONES

Y más allá de que en la plantilla final de la Copa Oro pudieran haber jugadores que militan en la Liga Mx que repitan convocatoria de ambos torneos, como Néstor Araujo y hasta Oribe Peralta, Juan Carlos Osorio también cuenta con mayores opciones de juveniles, como las de Edson Álvarez, también del América y hasta Jesús Gallardo, de Universidad Nacional, que ha sido un constante dentro de los llamados recientes del Tri.